Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163

Bassil Da Costa fue la primera víctima fatal de las 43 que hubo en total desde el inicio de las protestas del año pasado contra el gobierno de Nicolás Maduro. El joven estuvo entre los miles de asistentes a la marcha convocada para conmemorar el Día de la Juventud y rechazar las políticas del gobierno chavista que condujeron al país a la escasez de productos y a una profunda crisis económica que parece no tener solución.

Las paredes de Caracas invitan a no olvidar a Da Costa ni a Juan Montoya ni a José Alejandro Márquez, los otros dos fallecidos en esas terribles horas. Las tres muertes fueron las que justamente desencadenaron la ola de protestas que se extendieron durante tres meses.

 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163

Los familiares, amigos y vecinos de los caídos dejaron cientos de mensajes en las paredes y los pisos y prometieron no olvidarlos. Es por ese motivo, que este jueves 12 de febrero, cuando se cumple un año de esa trágica jornada, miles de venezolanos salen de nuevo a las calles para reclamar lo mismo que hace 365 días (escasez e inseguridad) pero también protestarán por otra justa razón: pedirán justicia.

En esas protestas de febrero del año pasado, murieron 43 personas, casi 500 civiles terminaron heridos y hubo 1854 detenciones, de las cuales, aún quedan 41 personas tras las rejas.

 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163

La oposición denunció y divulgó filmaciones en las que se ve la violencia policial ejercida contra los manifestantes. El Gobierno, por su parte, acusó de las muertes a las guarimbas, esto es, barricadas en las manifestaciones.

 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163
 Twitter 163
Twitter 163

Ligia Bolívar, directora del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, advirtió que desde el propio discurso de la fiscal Luisa Ortega Díaz se desprende lo poco que se ha avanzado en las investigaciones de los asesinatos o de las denuncias de torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes.

De acuerdo con lo que publica

, Bolívar lamentó que la fiscal admita que murieron 43 personas,

pero sólo mencione 4 investigaciones de homicidios

: las de los casos de

Bassil Da Costa, José Alejandro Márquez, Geraldine Moreno y Adriana Urquiola

.