Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

"Solo encuentro garantías en el Programa de Asistencia y Patrocinio jurídico de ese Ministerio Público de la Defensa al que tuve el honor de pertenecer", alegó Sandra Arroyo Salgado en el escrito que presentó para oficializar su cambio de abogado.

La jueza, ex mujer del difunto Alberto Nisman, decidió días atrás apartar a su abogado particular Jorge Breiman para solicitar que un Defensor General se hiciera cargo de su representación.

A través de la Resolución 109/15, el Ministerio Público de la Defensa resolvió asignarle al defensor público Germán Carlevaro. El texto del escrito, que lleva fecha del 5 de febrero pasado, fue publicado este martes por el portal Infojus Noticias.

Arroyo Salgado alegó que tanto ella como la madre de Nisman, Sara Garfunkel, tomaron esa decisión porque "la trascendencia e intereses de magnitud aún desconocidos que subyacen a la instrucción a cargo de la fiscal Viviana Fein, convencen a la suscripta de que el valor 'justicia' y el anhelo por el descubrimiento de la verdad solo habrán de alcanzarse a partir del desenvolvimiento profesional, idóneo y ético de las partes que intervienen en el proceso".

En el documento, la magistrada señaló también que, en su opinión, es "necesario conformar un equipo capacitado en recursos técnicos e intelectuales que se aboquen al descubrimiento de lo realmente acontecido".

Días atrás, en un breve diálogo con El Cronista Comercial, ya había cuestionado el modo en que la investigación era llevada adelante por la fiscal Viviana Fein y la jueza Fabiana Palmaghini: "Se dieron a conocer demasiadas medidas a los medios de comunicación que van a terminar malogrando la investigación".