A sus 54 años, Antonio Banderas ha sido oficialmente consagrado como uno de los grandes actores de la historia de España. A eso se debe el premio recibido, el Goya de Honor 2015, a su enorme carrera actoral.

El encargado de otorgárselo fue el reconocido director Pedro Almodóvar, con quien trabajaron juntos en varias películas. "Los ojos masculinos del cine de la década del 80 han sido los ojos de Antonio Banderas. Incendió las pantallas españolas durante los 80; y en los 90 logró triunfar fuera de nuestras fronteras, y era dificilísimo en esa época, ahora parece fácil". Y agregó: "Tengo que agradecerle que haya depositado en mis manos todo su talento".

El actor realizó un emotivo discurso donde habló de la vocación artística, de su intensa vida y hasta repasó los grandes artistas de la historia española. "Todo lo que tengo se lo debo a mi profesión, que yo prefiero llamar vocación. Le debo, no tanto lo que tengo, sino lo que soy. La vida como una aventura, como un juego", dijo.

"No sólo me pertenece a mí, a mucha gente, a todos ellos que le fueron añadiendo cosas y formas. Si miro hacia atrás me siento viejo, pero si echo la vista hacia adelante me siento muy joven. Ahora, con este Goya en las manos, mis objetivos se cumplieron pero sólo de forma parcial", comentó el actor con una transparente emoción.

"Esta profesión siempre ha vivido en crisis. La crisis es nuestro estado serlo, debe serlo. Es el caos el mejor aliado del artista. Ahora, con la figura de Francisco de Goya en mis manos sé que son nuestros artistas nuestros intelectuales", dijo hablándole a las nuevas generaciones.

En el discurso, Banderas habló mucho de España y de su ciudad, Málaga, con mucha determinación: "Tienen que creerme cuando digo que cada vez que terminaba una escena, una película, mi mente estaba puesta en España, no en Arizona, no en Cleveland, no en Ohio".

Luego se quitó los anteojos, en ademán de clara emoción, y le dedicó el premio a Estela del Carmen, su hija, por sus ausencias debido a su atareada carrera. "Y ahora me voy porque acaba de comenzar la segunda parte del partido de mi vida. Muchas gracias", finalizó el actor frente a los aplausos de todos los presentes.