AFP 163
AFP 163
 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163

El gobierno de Estados Unidos aseguró hoy que "no ha recibido contactos" por parte de Unasur sobre un posible rol como mediador para aflojar las tensas relaciones de este país con Venezuela e instó al régimen venezolano a comunicarse "directamente".

"No hemos recibido contactos desde Unasur sobre este asunto, ni los esperamos", afirmó a EFE un vocero del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, sobre la posibilidad de que el organismo regional actúe como mediador en las relaciones entre los EEUU y Venezuela.

"Mantenemos relaciones diplomáticas con el gobierno de Venezuela y el gobierno de Venezuela será bienvenido a comunicar sus puntos de vista directamente a través de estos canales", apuntó el funcionario

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió ayer al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, que asumiera una iniciativa diplomática para buscar un mecanismo de diálogo con el gobierno de Barack Obama.

 Prensa Miraflores 163
Prensa Miraflores 163

Maduro explicó que sería una iniciativa "para buscar un mecanismo de diálogo con Estados Unidos para construir una diplomacia de paz, de entendimiento, para detener la agresión contra Venezuela". Samper viajó hoy desde Quito, sede de Unasur, a Caracas para tratar el asunto con el presidente venezolano.

Por otro lado, el citado funcionario del Departamento de Estado recalcó que "los profundos problemas económicos y sociales que está sufriendo Venezuela no tienen nada que ver con las relaciones entre los dos gobiernos".

"El gobierno venezolano debería concentrarse en dialogar con la oposición política, la sociedad civil y el sector privado para encontrar soluciones genuinas y duraderas a los crecientes problemas económicos y sociales que han sido consecuencia del propio gobierno", concluyó.

La economía venezolana atraviesa agudas dificultades, con una recesión estimada para 2015 del 7%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), y una inflación que se ha disparado a más del 50%, como consecuencia del fuerte descenso en los ingresos fiscales procedentes de la venta de petróleo, el principal producto de exportación de Venezuela.