AFP 163
AFP 163
 AP 163
AP 163
 AP 163
AP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

El Abierto de Australia vivió su final soñada el sábado, luego de que Serena Williams y Maria Sharapova, máximas favoritas, ganaran el jueves sus respectivos partidos para medirse por el título del primer Grand Slam del año.

La estadounidense Williams, número uno del mundo, tuvo que batallar contra su joven compatriota Madison Keys para ganar por 7-6 y 6-2, y encaminarse a su sexto título en el cemento australiano. Sharapova, por su parte, avanzó a su cuarta final del Abierto de Australia con un triunfo por 6-3 y 6-2 sobre su compatriota Ekaterina Makarova.

Sharapova, campeona del torneo en 2008 y que llegó a la final de Melbourne Park hace tres años, cayó la última vez que se enfrentó con Williams en Melbourne, y enfrentaba un desafío casi imposible para cualquier jugadora en los últimos tiempos.

 AFP 163
AFP 163

Los saques de Serena marcaron el ritmo del juego

Primer set

Serena inició el encuentro imponiendo su potencia para sacar una rápida ventaja, quebrando el servicio de Sharapova para colocarse 3-1. A pesar de la lluvia que interrumpió momentáneamente el encuentro, su ritmo de juego no decreció y quedó a tiro de liquidar en set con un nuevo quiebre.

Tuvo entonces ventaja de 5-2 y su propio servicio para cerrar el parcial, pero entre los aciertos de Sharapova y sus propios errores, la rusa consiguió sobrevivir para volver a servir, esta vez con desventaja de 3-5.

Sin embargo, una vez más Serena volvió a lucir arrasadora. Aprovechó la irregularidad de su rival para presionarla con tiros profundos que le permitieron cerrar el set por 6-3 con el tercer quiebre.

 AFP 163
AFP 163

Sharapova resistió mejor en el segundo parcial

Segundo set

Williams ganó confianza y trató de sacar partido del golpe anímico de estar arriba, pero se encontró con una resistencia tenaz de Sharapova, que una y otra vez consiguió levantar situaciones complicadas, entre ellas un match point en contra, hasta colocarse 6-6.

El tie break, Serena consiguió un miniquiebre gracias a una derecha poderosa que le permitió escaparse 4-1. Maria respondió mantuvo sus siguientes dos servicios y contó con la ayuda de un error de Williams para quedar 4-5 y su saque.

Serena quebró a Sharapova en el tie break del segundo set. Su servicio fue la clave

Pero falló el primero de ellos y Serena quedó una vez más a un punto del título, esta vez con dos opciones. Sharapova respondió con una derecha fulminante para levantar el primero y Serena apostó todo a su 18º ace del juego. Lo logró y con ello firmó su 19ª corona de Grand Slam. Un récord formidable que año a año eleva el techo de su impresionante carrera.

Williams superó a Martina Navratilova y Chris Evert en el historial de títulos de Grand Slam. Ahora quedó tercera junto a Helen Wills Moody (EEUU, 19 títulos) y detrás de Steffi Graf (Alemania, 22) y Margaret Court (EEUU, 24).

Serena de rodillas. Celebra su sexto título en Australia