NA 162
NA 162

El gasto primario, antes del pago de intereses de la deuda pública, fue de 119.746 millones de pesos, determinando un resultado primario negativo de 23.336 millones de pesos, acusando un aumento moderado de 17,3 por ciento, considerando el contexto inflacionario. Aunque se amplió a 30.873 millones de pesos, antes de los aportes generosos del Banco Central y de la Anses, al equivalente a 8,2 por ciento del PBI generado en el mes.

"Dentro del Gasto Primario se destacaron el incremento interanual de las Transferencias Corrientes al Sector Público y Privado (subsidios sociales y económicos) 68,2% y las prestaciones de la Seguridad Social 31,6 por ciento", indicó el organismo que conduce Juan Carlos Pezoa.

Hacienda omitió destacar el incremento del 38,3 por ciento de la masa de remuneraciones, claramente influenciada por la expansión de la nómina, para atenuar la destrucción de puestos de trabajo en el sector privado; así como el crecimiento de las erogaciones en "bienes y servicios" en 73,7 por ciento y la agudización del déficit de las empresas públicas a 2.751 millones de pesos, 57,7 por ciento más que un año antes.

El rojo de las empresas públicas se elevó 57,7% en el mes y 159,5% en todo el año

De este modo, el 2014 terminó con un rojo de las cuentas públicas final de 109.720 millones de pesos, un 70,2 por ciento más que en los doce meses previos, luego de computar como ingresos genuinos transferencias y rentas del Banco Central, la Anses, PAMI y fondos fiduciarios, por 120.749 millones de pesos. En consecuencia, sin esos recursos el déficit fiscal hubiera "volado" a 230.876 millones de pesos, equivalente a 7,2 por ciento del PBI, un punto y medio por centual más que el año previo.

El desequilibrio agregado de las empresas públicas fue de 26.012 millones de pesos. Representó más de uno de cada diez pesos del déficit fiscal total, a un ritmo de 71 millones de pesos por día, tras crecer casi 160 por ciento.

Y si bien en diciembre los recursos antes de los aportes del Central y Anses crecieron más de 54%, por computar ingresos no tributarios, como los vinculados con la licitación de la banda de telefonia y bases de datos 4G, inquieta a los economistas el ritmo de expansión del gasto público a un ritmo superior al 40 por ciento, tanto en el último mes como en el promedio del año.

 162
162

Sin el aporte de Banco Central y Anses, el déficit superó los 230.000 millones de pesos

Semejante indisciplina fiscal convirtió al sector público en la principal fuente creadora de dinero primario, con su consecuente efecto expansivo sobre la inflación y recesivo sobre la economía del sector privado.

No obstante, Hacienda se limitó a destacar que "durante 2014 la economía Argentina se desenvolvió en un contexto externo desfavorable, debido al bajo crecimiento económico de nuestros principales socios comerciales y a la caída de los precios de nuestros principales productos de exportación. En este marco la política fiscal llevada a cabo por el gobierno nacional se concentró por un lado, en la ampliación de los programas prioritarios que tienen por finalidad la inclusión social y el sostenimiento del nivel de ingresos, y por el otro, en el fortalecimiento del proceso inversor en sectores estratégicos de la economía como son el del transporte, el energético y el de la construcción, en especial la destinada a vivienda".