AFP 162
AFP 162

Albergar los Juegos Olímpicos es un acontecimiento extraordinario, tal como lo es visitar un país como Brasil. En el 2016, de este encuentro sin precedentes entre la legendaria llama olímpica y el calor humano del pueblo brasileño surgirá el Relevo de la Antorcha Olímpica de Rio 2016.

El Comité Organizador anunció que la antorcha visitará los 26 estados del país, visitando sus capitales y el Distrito Federal. Como parte de la promesa de realizar unos juegos para todo Brasil, la llama olímpica atravesará 250 ciudades y pueblos, alcanzando al 90 por ciento de la población del país.

Carlos Arthur Nuzman, presidente de Rio 2016, dijo: "Al conquistar los Juegos Olímpicos prometimos integrar el país en un evento hecho por todos y para todos los brasileños. Realizar el relevo de la Antorcha Olímpica en el país entero es cumplir con esa promesa y dar a millones de personas la oportunidad de participar de un evento que quedará en la memoria".

Luego de realizarse la tradicional ceremonia del encendido en la ciudad griega de Olimpia, la llama llegará a Brasil alrededor de 90 a 100 días antes de la ceremonia de apertura. Será llevada por al menos 10.000 abanderados durante 20.000 kilómetros, además de volar alrededor de 10.000 millas sobre el país hasta el 5 de agosto del 2016, cuando encenderá el pebetero olímpico durante la ceremonia de apertura en el Estadio Maracaná.

El diseño de la Antorcha Olímpica fue escogido a través de un concurso nacional el año pasado. Sus colores cálidos refieren a la llama y al calor humano de los brasileños, en alusión a lo que se espera del Relevo de la Antorcha Olímpica en Brasil: un evento único donde la celebración de los hinchas alimentará la llama olímpica con su fascinante energía.

El proceso de elección de los abanderados se realizará este año en colaboración con los Patrocinadores Oficiales Coca-Cola, Nissan y Bradesco. Flavio Camelier, vicepresidente de la empresa de refrescos de Brasil destacó que están "escribiendo otro capítulo de nuestra larga historia. Desde los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, nosotros creemos en su poder para emocionar, crear momentos únicos y llevar el espíritu olímpico al mundo entero".