Reuters 163
Reuters 163
 163
163

Abu Bakr al Baghdadi, líder del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), ordenó la mutilación genital de dos millones de niñas de la ciudad de Mosul, Irak, con el objetivo de "distanciarlas del libertinaje y la inmoralidad", según informó la agencia de noticias siria AINA.

"Esto es algo muy nuevo en Irak, particularmente en esta área", explicó la coordinadora humanitaria de la ONU en Irak, Jacqueline Badcock. Y agregó: "Provoca una gran preocupación y debe ser abordado".

Asil Jamal, activista de los derechos humanos, declaró: "Cuando el Estado Islámico llegó a Mosul, la gente los recibió con una calurosa bienvenida, pero como consecuencia de los horribles deseos del ISIS, especialmente la práctica de la mutilación femenina a la fuerza, está comenzando a quedar patente para la población que el ISIS no sabe hacer otra cosa que torturar".

La práctica de la ablación femenina viola los derechos a la salud, seguridad e integridad física de las personas; el derecho a ser libre de torturas y tratos crueles inhumanos, así como el derecho a la vida, ya que en multitud de ocasiones llega a provocar la muerte.

El lunes pasado, el grupo terrorista festejó los atentados en Francia y Bélgica e instó a nuevos ataques. "Llamamos a los musulmanes en Europa y en el Occidente infiel a atacar a los cruzados, estén donde estén. Prometemos a los bastiones cristianos que seguirán viviendo en estado de alerta, de terror, de miedo y de inseguridad. Aún no vieron nada", afirmó Mohamed al Adnani, vocero de ISIS, en un mensaje de audio difundido en internet.