Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Garantía, depósito, fondo de reserva y "la mar en coche". Mudarse en la Ciudad de Buenos Aires suele ser un costoso dolor de cabeza que muchas veces desalienta a las familias jóvenes que desean iniciar un proyecto de vida independiente al de sus padres.

El gobierno porteño lanzó un programa orientado a las personas que buscan alquilar un inmueble en la Ciudad pero no cumplen con los estrictos requisitos de las inmobiliarias o no tienen el capital necesario para iniciar la operación.

Bajo el nombre "Alquilar se puede", el Instituto de la Vivienda (IVC) ofrece diferentes opciones para aquellas familias menores de 35 años que no tienen la posibilidad de celebrar un contrato formal. El plan incluye el otorgamiento de garantías provistas por el Banco de la Ciudad, préstamos con tasa de 19,5% a devolver en 23 cuotas, subsidios de hasta el 60% del valor del alquiler y un novedoso sistema de ahorro previo para las personas que no tienen ingresos en blanco.

"El problema habitacional de la Ciudad de Buenos Aires no es tanto de stock de viviendas sino de acceso. Hoy en día para alquilar te piden un recibo de sueldo, un inmueble de garantía y un depósito. La dificultad para ingresar a una propiedad es altísima y quizás mucha gente termina pagando una cuota muy alta por un contrato informal en una villa de emergencia", aseguró a Infobae Emilio Basavilbaso, presidente del IVC porteño.

Un relevamiento en sitios de internet demuestra que hay familias que tienen los ingresos necesarios como para acceder a un alquiler formal pero terminan pagando casi $3.000 por mes por una habitación con baño compartido en lugares donde no les exigen tantos requisitos. De acuerdo a un informe de Reporte Inmobiliario, el alquiler mensual de un departamento de dos ambientes asciende -en promedio- a $3.161 y el de uno de tres a $3.897.

 DyN 162
DyN 162

Requisitos y opciones

Las personas que deseen ingresar al plan deben residir, trabajar o estudiar en la Ciudad de Buenos Aires. Esto les abre las puertas a quienes actualmente viven en otros distritos y todos los días ingresan a la Capital para cumplir con sus tareas diarias. Las postulaciones pueden ser individuales o en familia aunque no hay necesidad de estar casado para poder sumar aportes.

Las familias jóvenes que suman ingresos equivalentes entre uno y cinco salarios mínimos ($4.716 y $23.580) y los estudiantes menores de 25 años pueden acceder a una garantía bancaria y a un préstamo personal para gastos iniciales. Los que menos ganan, entre $4.716 y $9.432, tienen la posibilidad además de solicitar un subsidio mensual.

"La garantía cubre los 24 meses de alquiler y de expensas. Es renovable por dos períodos más. Esto le da una tranquilidad al dueño de la vivienda. Los préstamos para gastos iniciales tienen un tope equivalente a cuatro veces el valor del alquiler, que es lo que se suele exigir. Y en el caso de los subsidios, hay un esquema de esfuerzo compartido donde el pago no se gatilla hasta que el inquilino deposita su parte", detalló Basavilbaso..

El contrato que se firma es un acuerdo entre partes sin intervención estatal, tal como sucede en cualquier operación de este tipo. El solicitante podrá destinar hasta el 30% de sus ingresos para abonar el alquiler y el tope máximo permitido es de $7.500 mensuales.

Los trabajadores con ingresos no registrados podrán acceder al plan una vez que acrediten un ahorro previo de cuatro meses. Durante ese lapso deberán participar de talleres organizados por una ONG y demostrar un compromiso con sus obligaciones.

En caso de incumplimiento por parte del locatario, existe un mecanismo de comunicaciones internas entre el IVC y el dueño de la vivienda para garantizar el pago total del contrato. El locador deberá hacer una denuncia de desalojo para gatillar el pago de los meses adeudados.

Cómo se accede

Aquellas personas que estén interesadas en recibir la ayuda del Estado para alquilar una propiedad deberán ingresar al sitio web https://alquilarsepuede.buenosaires.gob.ar/ y registrarse con número de documento o CUIL. El solicitante deberá llenar una declaración jurada y esperar los cortes mensuales que realiza el gobierno.

El IVC cuenta con un sistema de puntaje que se calcula en base a la edad y la situación de vivienda actual. Se prioriza a las familias con hijos o con algún integrante con discapacidad.

Los seleccionados deberán presentar la documentación que respalde la declaración jurada realizada en la inscripción. Luego tendrán una entrevista en el Banco Ciudad para tramitar la garantía en caso de ser necesario. A partir de ahí podrán buscar la propiedad para alquilar.

"Alquiler se puede" nació con un presupuesto de $20 millones aunque no descartan que las partidas se amplíen en caso de que su implementación sea exitosa. Las autoridades del IVC tienen el ambicioso objetivo de que el programa se transforme en el largo plazo en una herramienta eficaz para disminuir la población de las villas de emergencia. También esperan que sirva para motorizar el sector de la construcción, golpeado por la recesión y el cepo cambiario.

Las familias beneficiarias que cumplan con los pagos mensuales tendrán prioridad para anotarse en una segunda instancia en "Mi Primera casa", el plan de créditos hipotecarios que también depende del IVC.