Jesica Cirio contó detalles de su infancia, sobre cómo era el trato con sus padres, dijo que era la más consentida en la familia y que su mamá no la dejaba jugar con sus compañeras de colegio y la hizo muy solitaria.

"A los cuatreo años me llevaban a estudiar baile, mi mamá me paseaba por todos lados para que yo decidiera que era lo que más me gustaba y todos le decían 'tu hija va a ser artista' y era muy consentida, berrinche que hacía, tenía al instante lo que quería y era mucha diferencia con mis hermanos, las quejas de ellos eran '¿por qué todo para ella?'", recordó Jesica en Secretos Verdaderos.

Sobre la relación con su madre, contó: "Ella tenía algo particular conmigo, me hizo muy solitaria de chica, no quería que tuviera amigas, no me dejaba ir a jugar a la casa de mis amigas, tenía amigas del colegio y si me invitaban a jugar, me decía '¿para qué vas a ir?' y me mandaba a dibujo".

"En la primaria no estaba en el grupo de las más lindas, no tenía un grupo formado, porque mi mamá no me dejaba relacionarme mucho con mis compañeras de colegio", recordó la modelo.

"Mi mamá tuvo un hijo y una hija (la mamá de Priscila) y enviudo, se caso con mi papá y me tuvieron a mí y a mis dos hermanos. Soy la más chica por lejos, porque mi hermano el que me sigue, tiene 40 y yo 29", explicó y agregó: "Mi mamá me tuvo a los 40 y la encontré en su vida en un momento de mucha estabilidad".

Recuerda que siempre su madre trabajó para darle todo y más: "Me quería dar todo, yo me daba cuenta que el papá de Priscila mi sobrina ganaba bien y ella tenía cosas y mi mama trabajaba micho para dármelo también".

Después d que su madre la mandara a estudiar danza clásica, ellas se rebeló: "A los 15 llegue a mi casa, mi mama me regaló un piano enorme y yo venía de la escuela de danzas, dije 'no estudio más'... la pelea que hubo, 'antes del piano quería que me regales las lolas, lo voy a vender y me las voy a hacer', le dije". Finalmente, Jesica cumplió su objetivo y a los 16 se operó.