EFE 162
EFE 162
 DyN 162
DyN 162

América Latina enfrentará en 2015 un año más de "crecimiento mediocre", en un escenario marcado por un dramático desplome de 7% del PBI de Venezuela y una revisión generalizada a la baja en la región, expresó el miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con ese escenario, la Argentina será una de las economías de la región más perjudicadas, con una previsión de caída del 1,5% en su Producto Bruto Interno, sólo superada por el declive previsto para la actividad en Venezuela.

La entidad multilateral especificó que el retroceso en las cotizaciones del crudo tendrán un "efecto neutro" en la región, debido a que hay países perjudicados por ser productores y otros que se benefician por ser importadores, como es el caso de la Argentina.

No obstante, el FMI subrayó que a futuro, la depreciación del petróleo "podría limitar el potencial asociado al desarrollo de los recursos de hidrocarburos aún sin explotar", como el importante yacimiento no convencional de Vaca Muerta, en la Argentina.

El FMI reconoció que el PBI argentino tuvo moderada contracción de 0,4% en 2014

El Fondo Monetario enfatizó que la Argentina "continúa haciendo frente a importantes desequilibrios económicos". Asimismo, reconoció que durante 2014 la contracción del nivel de actividad fue menor a la prevista y la ubicó en 0,4 por ciento.

"A pesar de la moderación de las presiones cambiarias y de un crecimiento más vigoroso de lo previsto en 2014, Argentina continúa haciendo frente a importantes desequilibrios macroeconómicos. Según nuestras previsiones, la economía se contraerá en 2015", indicó el FMI.

El rango de caída en el nivel de actividad para 2014 envolvió en una polémica al ministro de Economía, Axel Kicillof, y al FMI durante la última Asamblea Anual del organismo que se desarrolló en octubre en Washington.

En ese momento el FMI pronosticó una contracción del PBI para 2014 de 1,5%, previsión que fue rechazada por el jefe del Palacio de Hacienda. Los datos conocidos cuestionan la estimación del organismo.

En un informe de revisión de las expectativas de crecimiento divulgadas en octubre pasado, el FMI sostuvo que "la

región crecerá apenas 1,3%

este año, aproximadamente la misma baja tasa de 2014 y casi un punto porcentual por debajo de (su) pronóstico anterior".

Al revisar las previsiones de crecimiento de siete países latinoamericanos con relación a las expectativas de octubre pasado, el FMI procedió a una reducción generalizada de los pronósticos. "Un año más de crecimiento mediocre", es el título del documento.

En 2015, el PBI argentino caerá 1,3%; el de Venezuela, 7%, y Brasil crecerá sólo 0,3%

El caso más severo es el de Venezuela, donde el FMI prevé un desplome de 7% del PBI este año, cuando en octubre pasado había previsto un retroceso de 1% (revisión a la baja de seis puntos porcentuales).

El FMI, que en octubre estimó que la economía venezolana terminaría el 2014 con caída de 3%, también revisó ese número a -4 por ciento. Para los técnicos del FMI, la situación venezolana obedece fundamentalmente a la situación de retroceso en los precios del petróleo.

Esta situación podría tener un

impacto secundario en diversas economías de América Central

y del Caribe que se benefician de entregas de petróleo subvencionado por Venezuela en el marco del programa Petrocaribe, ya que Caracas enfrenta presiones para reducir su apoyo a esa iniciativa.



Baja generalizada

La previsión de crecimiento de Brasil también fue drásticamente rebajada a 0,3%, contra una expectativa de 1,4% que el FMI había manifestado en octubre pasado. El FMI estimó en magro 0,1% la expansión del PBI en 2014.

La actividad económica brasileña se mantiene "anémica", apuntó el FMI, que sin embargo señaló que el compromiso del gobierno de la presidente Dilma Rousseff de "contener el déficit fiscal y reducir la inflación debería ayudar a apuntalar la confianza en el marco de política macroeconómica".

A su vez, México, Chile, Colombia y Perú mantendrán su tendencia de crecimiento, pero también la previsión de desempeño fue revisada a la baja: Chile a 2,8%, Colombia a 3,8%, México a 3,2% y Perú a 4 por ciento.

En el caso de Argentina, el FMI prevé que cerrará 2015 con el PIB en retroceso de 1,3%, aunque esa previsión es mejor que la publicada en octubre, cuando la entidad expresó una expectativa de caída de 1,5 por ciento.

Efecto regional neutro

Para los técnicos del FMI, el deterioro en los precios internacionales del petróleo afecta también "las perspectivas de crecimiento de Bolivia, Colombia y Ecuador".

No obstante, con relación a estos tres países, el Fondo añadió que "los balances fiscales sufrirán por la caída de los ingresos del petróleo (...) pero las posiciones iniciales son los suficientemente sólidas como para hacer frente al impacto".

De acuerdo con el FMI, la drástica caída de los precios del petróleo tendrá en general un efecto neutro a nivel regional, pues países importadores de crudo se verán en una posición ventajosa.

A más largo plazo, "una persistente debilidad de los precios del petróleo también podría limitar el potencial asociado al desarrollo de los recursos de hidrocarburos aún sin explotar de algunos países como Argentina, Brasil o México", señaló la entidad.