Por el derrumbe del precio del petróleo, el FMI prevé una caída del 7% en la economía venezolana

El Fondo Monetario Internacional rebajó a un dramático -7% su previsión del desempeño del PIB en 2015. El organismo afirmó que el país caribeño es el más afectado por el desplome internacional del crudo

 Reuters 163
Reuters 163

La economía de Venezuela "será la más afectada" de América Latina por la baja del crudo, "y la proyección actual es de una caída en el nivel de actividad del 7% en 2015", informó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su informe regional de octubre pasado, el FMI había estimado en -1% el desempeño económico venezolano en 2015, de forma que desde entonces revisó a la baja esa previsión en seis puntos porcentuales.

El FMI, que en octubre estimó que la economía venezolana terminaría 2014 con caída del 3%, también revisó ese número, a una contracción del 4 por ciento. Para los técnicos de esta institución internacional, la situación obedece fundamentalmente al retroceso en los precios del petróleo.

LEA MÁS: El ex ministro chavista que llama a protestar contra Maduro

LEA MÁS: Cayó "Yayita", la ladrona más sexy de Bogotá

LEA MÁS: Finalizó la primera sesión Cuba-EEUU en La Habana: "Fue una mañana muy productiva"

"Cada disminución de 10 dólares en los precios del petróleo acarrea un deterioro de la balanza comercial de Venezuela del orden del 3,5% del PIB, un impacto muchísimo mayor que para cualquier país de la región", señaló la entidad financiera.

Pero la cuestión generada por la caída del petróleo "agudiza los problemas fiscales y la recesión económica", añadió.

Esta situación podría tener un impacto secundario en diversas economías de América Central y del Caribe que se benefician de entregas de petróleo subvencionado por Venezuela en el marco del programa Petrocaribe, ya que Caracas enfrenta presiones para reducir ese programa.

El presidente Nicolás Maduro, que ha postergado durante semanas el anuncio de medidas para afrontar la caída de los precios petroleros, ofrecerá hoy su mensaje anual de gestión ante la Asamblea Nacional.

Entre los venezolanos existen grandes expectativas sobre los anuncios que podría hacer el mandatario, debido a que la presentación de su informe anual se da en medio de una compleja situación económica, que se prevé empeore por el descenso de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos del país.

El país enfrenta una crisis económica con una inflación desbordada, que en noviembre alcanzó una variación anualizada de 63,6%, -la mayor tasa de la región-, severos problemas de escasez de alimentos y productos básicos, y una recesión económica.