AFP 163
AFP 163

El ministerio de Relaciones Exteriores de Israel lamentó este lunes la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, quien fue encontrado sin vida en su departamento de Buenos Aires.

Según el comunicado enviado por el ministro el lunes, Nisman era un "jurista valiente y destacado que peleó incesantemente por la Justicia, que trabajó con una gran resolución para exponer la identidad de quienes perpetraron el atentado terrorista y a aquellos que los enviaron".

Además, consideró que el hecho se dio en "circunstancias trágicas".

"El Estado de Israel manifiesta su esperanza de que las autoridades argentinas continúen con las actividades de Nisman y que hagan todos los esfuerzos para exigir Justicia a aquellos responsables por los ataques terroristas en la Argentina", añadió la declaración.

La Justicia argentina ha acusado por el atentado a varios ciudadanos iraníes, entre ellos, un ex ministro de Defensa, pero Irán ha rechazado esos cargos.

La Embajada de Israel en Buenos Aires replicó el comunicado escrito por su cancillería:

 163
163

En el año 2007, las autoridades argentinas consiguieron órdenes de arresto de la Interpol para cinco ciudadanos iraníes y un libanés por el atentado.

En 1992, otra bomba había destruido la embajada de Israel en la capital de la Argentina, en un ataque en el que murieron 29 personas.

El miércoles pasado, el fiscal había presentado ante la Justicia una denuncia contra la presidente Cristina Kirchner; el canciller Héctor Timerman; el diputado nacional y titular de La Cámpora, Andrés Larroque, y los piqueteros Luis D´Elía y Fernando Esteche.

Los funcionarios y dirigentes cercanos al Gobierno fueron acusados de idear un plan para "fabricar la inocencia" de los iraníes acusados por el atentado que dejó 85 muertos en 1994 y así obtener acuerdos comerciales que incluyeran el intercambio de granos y carne por energía.

La muerte del fiscal Nisman tuvo lugar el mismo día en que éste debía presentar ante el Congreso las pruebas sobre el presunto pacto del Gobierno para exonerar a los iraníes acusados.