163
163

Es el caso de los hermanos Kouachi, que cometieron el atentado contra Charlie Hebdo, o de Amedy Coulibaly, que asesinó a una policía y mató a cuatro personas en una toma de rehenes en París.

Todos ellos tenían un contacto más o menos directo con organizaciones yihadistas, de acuerdo a la información que manejan los especialistas.

"El desmantelamiento de grupos en Francia y Bélgica demuestra de nuevo que es falso el mito del 'lobo solitario'", es decir el de personas que actúan por su cuenta", según afirma Jean-Pierre Filiu, profesor en el Instituto de Ciencias Políticas de París.

"Esta figura sobre la que algunos fantasean fue inventada en Estados Unidos cuando empezó a decaer la 'guerra global contra el terror', lanzada por la administración Bush en 2001", asegura el experto.

Para Filiu la ausencia de enemigos claros llevó a varios expertos a "construir" la figura del "lobo solitario", un enemigo interior "para justificar los dispositivos contra las libertades como el Patriot Act (una serie de medidas contra el terrorismo) cuya eficacia es muy discutible".

Said y Cherif Kouachi estuvieron en contacto con Al Qaeda en la Península Arábiga (Aqpa), considerado el grupo más peligroso de la red creada por Osama bin Laden. Mientras que Amedy Coulibaly reivindicó formar parte del Estado Islámico (ISIS).

"Aunque parece que Coulibaly no tuvo contacto directo con el Estado Islámico, igual se convirtió en su brazo armado", explica Louis Caprioli, ex responsable de contraterrorismo de los servicios de inteligencia franceses (DST).

"Se inspiró de las amenazas del ISIS contra Francia, las convirtió en su combate [...] Ésta es la fuerza del discurso yihadista, que lleva a cometer operaciones suicidas a personas que dos meses antes ni siquiera lo hubieran pensado. La manipulación de la mente es excepcional", agrega.


"Lobos conocidos"

Durante mucho tiempo se tomó como principal ejemplo del "lobo solitario" a Nidal Malik Hassan, un psiquiatra del ejército estadounidense que en septiembre de 2009 disparó contra un grupo de soldados en Fort Hood (Texas) y mató a 13 de ellos. Aunque actuó en solitario, luego se demostró que estaba en contacto con Aqpa.

"Detrás de los atentados islamistas siempre hay alguien que da las órdenes", añade Filiu.

La manera en que se dan estas órdenes puede variar. A pesar de que en sus reivindicaciones Al Qaeda o el Estado Islámico aseguran haber dado instrucciones concretas a sus "héroes", las investigaciones demuestran que muchas veces los atacantes definen ellos mismos sus objetivos y su manera de actuar.

También se encargan de la financiación, que normalmente no necesita grandes sumas de dinero.

Según el grupo de reflexión Soufan Group, con sede en Nueva York, hay que reemplazar el concepto de "lobo solitario" por el de "lobo conocido" porque en la mayoría de casos los yihadistas que pasan a la acción eran personas conocidas y vigiladas por la Policía.

"Estos individuos, que actúan en solitario o en pequeños grupos, estaban en el radar de distintas agencias y organizaciones", según un informe de Soufan Group. "Esto demuestra la dificultad de vigilar eficazmente a individuos que están a medio camino entre el crimen y el terrorismo", agrega el grupo.

"En 2015 y partir de ahora es fundamental continuar evitando los planes de estos 'lobos conocidos', que combinan ideologías extremistas con comportamientos criminales", concluye el informe.