NA 162
NA 162

La fiscalía suiza dio por finalizada la causa por blanqueo de activos abierta en abril de 2013 contra el empresario Lázaro Báez y su contador, Daniel Pérez Gadín, informó este sábado el diario Perfil.


El dictamen del Ministerio Público de la Confederación (MPC) permite identificar que la resolución conllevó el levantamiento del bloqueo y la devolución del dinero que la familia Báez tenía depositado en la banca helvética, y que había sido inmovilizado luego que se dieron a conocer las denuncias por lavado contra el contratista del Estado.


El capital de Lázaro Báez y sus allegados en cuestión refiere a cuatro cuentas radicadas en los bancos Lombard Odier y Safra-Sarasin, de Ginebra. De acuerdo al matutino, los 15 millones de euros que tenían depositados a nombre de una fundación en las entidades serían restituidos tras la decisión judicial.


El levantamiento del sumario se firmó en Suiza el 11 de diciembre. La notificación a Buenos Aires se firmó el 16, y recién ingresó a Cancillería el 5 de enero pasado. Los tribunales argentinos se notificaron de la novedad el 12 del corriente mes, la misma fecha en que se venció el plazo para apelar la decisión de la justicia europea. Interesadamente o no, las burocracias y sus recorridos administrativos terminaron favoreciendo a Báez.


La fiscalía helvética concluyó que los fondos del empresario kirchnerista depositados en Ginebra "provenían de fuentes externas a Suiza, concretamente de Panamá. Cerca de 22 millones de dólares procedieron de sociedades emparentadas con la familia Báez. El análisis no permite determinar si los fondos son de origen corrupto", planteó el documento.


El MPC recordó en su resolución el culpable de blanqueo de dinero es "aquel que ha cometido un acto que obstaculice la identificación del origen, el descubrimiento o la confiscación de valores patrimoniales de los cuales sabía o debía presumir que provenían de un crimen". Además, afimó que "la colaboración con las autoridades argentinas no ha permitido confirmar las sospechas" y que "no existían indicios suficientes que probaran la comisión de una infracción".


El decisión europea sorprende porque, señala el texto, la investigación llevada adelante por el juez Sebastián Casanello terminó en sobreseimiento ("non-lieu", en francés), cuando ello no ocurrió y Báez ni siquiera todavía concurrió a prestar declaración indagatoria. En esa causa, ya están procesados el financista Federico Elaskar y Leonardo Fariña.


De esta manera, el cierre de la investigación en Suiza implica un importante golpe a todas las denuncias que hoy pesan contra Báez en Argentina. En caso de que Casanello junto al fiscal Guillermo Marijuan decidan relanzar el sumario en el país europeo, necesitarán emitir un nuevo exhorto que contemple pruebas de "delito previo" de lavado de dinero.