163
163

Nació en la República de Daguestán, un sujeto federal dependiente de Rusia, ubicado en el Cáucaso Norte. Sus padres, como la mayor parte de los habitantes de la región, eran musulmanes.

Durante su adolescencia la religión significaba bastante poco para ella, que tenía muchas ansias de liberación de un ambiente que consideraba demasiado conservador. Pero todo cambió cuando conoció a Abu Aluevitsj Edelbijev, un noruego de origen checheno que se había unido a las filas del Estado Islámico.

Juntos huyeron a Turquía, donde se casaron sin el consentimiento de la familia.

"Antes de irse, no era muy religiosa. Todo lo contrario, hasta se puede decir que era depravada", contó Magomed Ramazanov, padrastro de Diana, en declaraciones a medios locales.

"En Moscú trabajaba en un restaurante, y yo siempre la regañaba por usar minifalda", agregó.

En el mismo sentido se manifestó un docente que tuvo en la capital rusa, donde fue a estudiar y a trabajar. "En más de una oportunidad la reté por usar ropa inadecuada".

La transformación producida al enamorarse de Edelbijev fue radical y vertiginosa. En pocos meses pasó de usar maquillaje y vestirse con ropa ajustada, mostrando piernas y brazos, a utilizar un hijab que apenas le dejaba libre el rostro.

Reportes de inteligencia indican que la pareja llegó a Turquía en mayo de 2014 y que en julio cruzó la frontera hacia Siria, donde él fue a luchar en las filas del Estado Islámico.

Edelbijev murió en combate en diciembre. Ramazanova, que para ese momento ya estaba embarazada, volvió a cruzar a Turquía el 26 de ese mes.

Estuvo 11 días hospedándose en el Hotel Kadikoy Bade de Estambul. El 6 de enero se dirigió hacia un cuartel de policía del centro, decidida a vengar la muerte de su marido.

Llevaba dos granadas. La primera no explotó, pero la segunda sí. Ella y un agente perdieron la vida en el momento. Otro quedó gravemente herido, pero sobrevivió.