EFE 163
EFE 163
 AFP 163
AFP 163

La radio de la organización yihadista Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) consideró este miércoles "extremadamente estúpida" la publicación de nuevas caricaturas de Mahoma en la revista satírica francesa Charlie Hebdo, blanco de un sangriento atentado la semana pasada en París.

"Chartie Hebdo ha publicado de nuevo caricaturas que ofenden al profeta, y esto es un acto extremadamente estúpido", estimó la radio Al Bayan del ISIS, que controla territorios extensos en Irak y en Siria.

"Este diario ateo intenta hoy rentabilizar los acontecimientos para sacar un provecho material vendiendo un número que insulta al profeta", lamenta la radio.

Al Qaeda en Yemen reivindicó el miércoles el atentado contra la revista cometido por dos yihadistas hace una semana, en el que murieron doce personas.

Por su parte, Irán condenó la publicación este miércoles de la misma caricatura del Profeta en el último número de la revista francesa, y lo calificó de "insultante" e hiriente "para los sentimientos de los musulmanes".

"Condenamos el terrorismo en todo el mundo (...), pero al mismo tiempo condenamos este gesto insultante de la revista", afirmó la vocera del ministerio de Relaciones Exteriores, Marzieh Afkham, tras la publicación del primer número de la revista luego del atentado de la semana pasada. El dibujo "hiere los sentimientos de los musulmanes" y puede "desatar de nuevo un círculo vicioso de terrorismo", agregó.

El público aguardó la llegada de los ejemplares durante la madrugada

La primera tirada se agotó de los kioscos franceses a pocas horas de ser publicada, lo que llevó a la distribuidora a anunciar que pasará de tres millones de ejemplares a cinco para dar cuenta de la enorme demanda mundial que se ha generado.

El gobierno iraní argumenta a través de su vocera que "el abuso de la libertad de expresión, extendido actualmente en Occidente, no es aceptable y debe impedirse".

"El abuso de la libertad de expresión no es aceptable y debe impedirse"

El presidente moderado iraní Hasan Rohani condenó la semana pasada "la violencia y el terrorismo", y estimó que el atentado contra la revista provocará una oleada de "islamofobia".

La publicación en portada de un dibujo del profeta, con una lágrima y sosteniendo la pancarta "Je suis Charlie", también ha sido criticada por la prensa iraní, que lo considera insultante para los valores del islam.