163
163

El número de suscriptores a la revista humorística Charlie Hebdo creció en más de 13.000 adherentes después del atentado ultraislamista contra la revista satírica francesa. El número resulto muy significativo, ya que hasta el miércoles por la mañana apenas alcanzaban a 10.000 en la plataforma de internet Viapresse.

Esta web se especializa en ofrecer revistas de calidad y el link a la URL en la que se puede suscribir a Charlie Hebdo se viralizó en las últimas 24 horas, lo que provocó el particular crecimiento en las ventas.

El éxito fue tal que el vínculo está, por momentos, colapsado, puesto que más allá de los 13.000 que aceptaron la suscripción, la página tuvo más de 100 mil visitas. El tráfico continúa siendo masivo.

La empresa explicó a la cadena británica BBC que están buscando "fortalecer los servidores para mantener el sitio a flote". El miércoles, día del atentado, se registraron 2.600 suscripciones nuevas a Charlie, mientras que el jueves se dio la concurrencia más masiva con algo más de 10 mil adherentes.

Para tener una medida del boom, hasta este momento apenas se registraban unas 300 suscripciones por año a la revista atacada.

 Reuters 163
Reuters 163

Los lápices se impusieron como símbolo de las manifestaciones en apoyo a la revista de historietas

La inversión de cada suscriptor puede ir desde unos 25 dólares (para recibir tres números de la revista) a 200 (por dos años). La mayoría de los nuevos clientes (50%) eligió la opción de "un año", mientras que un 4% eligió la máxima inversión, el 25% la de tres meses y otros 20% la de medio año.

Con estas tendencias, la recaudación global en estas 48 horas ronda el millón de dólares, un ingreso que, al menos a través de esta vía, la revista no había tenido jamás en la historia.

La entrevista con Patrick Pelloux y su anuncio sobre el próximo número de Charlie Hebdo

El miércoles, en los kioscos

"Estamos todos de acuerdo", dijo Patrick Pelloux, columnista de la revista, tras revelar que se había reunido con los sobrevivientes de la redacción y anunciar que la publicación seguirá adelante desde la semana próxima.

"Es muy duro. Estamos sufriendo, estamos afligidos, tenemos miedo, pero lo vamos a hacer de todas maneras porque la estupidez no va a triunfar", sostuvo.

"Charb -se refiere a Stéphane Charbonnier, el director asesinado- siempre decía que el periódico tenía que salir a cualquier precio", recordó entre lágrimas este médico que además escribía columnas en la publicación semanal.

 163
163

Wolinski, Charb, Cabu y Tignous, cuatro de las víctimas de los terroristas en el ataque a la revista

Aún diezmada por la muerte de varios de sus principales líderes, quienes decidían los contenidos y realizaban buena parte de ellos, el abogado del medio aseguró: "Saldremos el miércoles y se imprimirán un millón de copias".

El desafío lanzado por el letrado Richard Malka es mayúsculo, ya que se trata de una publicación que tiene una tirada habitual casi 17 veces menor que el millón que se plantean alcanzar. Sin embargo, es probable que esa sea la parte más sencilla.

Los redactores y dibujantes se mudaron a Liberation para armar el próximo número

Para llegar a producir los contenidos a tiempo, sumidos en el dolor de haber perdido a ocho compañeros, los redactores y dibujantes se mudaron a otra oficina, ya que no pueden utilizar la que fue arrasada por los terroristas, ocupada por los investigadores.

Funcionarán en la redacción de Liberation, en cuya sede hacen guardia periodistas de otros medios. Sin embargo, los sobrevivientes de la masacre han solicitado que no se les exija atención especial, ya que quieren concentrarse en armar el próximo número, seguramente el más doloroso y -muy probablemente- el más leído desde su creación, en 1969.