La novela del verano en Boca no terminó siendo el arribo de ningún jugador; sino una salida, la de Juan Forlín. Todo hacía indicar que el marcador central se quedaba en el club "xeneize"; sin embargo, todo cambió de manera repentina.


"Yo también creí que me quedaba en Boca. Son cuestiones personales las que me llevaron a tomar esta decisión. La dirigencia no tiene nada que ver, les agradezco el esfuerzo. Al cuerpo técnico y los chicos les agradezco por el año que me tocó vivir. Disfruté mucho jugar en la Bombonera", confesó. ¿Y el motivo de su ida, tras vencerse el préstamo? No dio ningún indicio categórico.

Con el correr de la charla con América and Closs, programa que se emite por Radio América, prosiguió hablando del tema, pero cada vez sembrando más dudas. "Agradezco que Boca me quiera, es algo muy lindo, porque yo soy de Boca. Las veces que me tocó jugar lo disfruté mucho. Hay que tomar decisiones en frío, es una decisión personal y creo que ésta es la mejor opción". Y, luego, agregó: "La decisión es personal. No es un tema familiar ni de inseguridad. Es un tema personal, me lo guardo para mí".

Estas últimas palabras salen en alusión a los dichos de su esposa, Arantxa Escudero, quien pareció pegarle un palo a Daniel Angelici y el resto de la directiva. "Todavía no hablé con mi esposa. Si ofendió a alguien, o algún directivo se sintió aludido, pido perdón". El defensor, además, recalcó que ahora su idea es cumplir el contrato que tiene firmado con el club de Qatar.

"Yo soy hincha de Boca y disfruto. Es una bendición jugar en Boca. Me puedo equivocar o no, pero es la mejor decisión. Material hay para hacer una gran campaña. Es un gran grupo humano, que en los momentos difíciles hace que salgas adelante", concluyó Forlín.