Con u$s3.930 millones en rojo, Brasil registra su primer déficit comercial en 14 años

 AFP 163
AFP 163

El Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior informó hoy que Brasil registró en 2014 un déficit de 3.930 millones de dólares en su balanza comercial, el primer saldo en rojo en 14 años. Mientras que el año pasado las exportaciones alcanzaron 225.101 millones de dólares (un 7% menos con respecto al año anterior), el monto por las importaciones fue de u$s229.031 millones (-4,4%), según precisó el organismo gubernamental.

Antes, en 2013, la mayor economía de América Latina había cerrado con superávit comercial de 2.500 millones de dólares. El mercado ya esperaba un resultado negativo, debido a la marcada caída de las ventas de productos manufacturados y las dificultades económicas que enfrentan varios socios comerciales de Brasil.

Las exportaciones brasileñas cayeron un 7% con respecto a 2013 Además, el déficit en la balanza comercial se produce en medio de una caída de los precios del mineral de hierro, la soja y otras materias primas clave que exporta el país. China se mantuvo como el principal destino de los envíos brasileños en 2014, seguida de Estados Unidos y Argentina. Las exportaciones hacia su país vecino retrocedieron un 27,2 por ciento ante menores exportaciones de vehículos.

LEA MÁS: Desde el PT aseguran que Lula buscará otro mandato en 2018

Esto plantea un serio desafío para la presidente Dilma Rousseff y su nuevo equipo económico, tras comenzar su segundo mandato el 1° de enero. El deterioro de la balanza comercial el año pasado ayudó a debilitar a la moneda local, el real, ya que menos dólares ingresaron a la economía del país. Un real más débil podría llevar a presiones inflacionarias adicionales, ya que las importaciones se hacen más caras en términos de moneda local.

El nuevo ministro de Haciendo anuncia una revisión tributaria

Joaquim Levy señaló hoy que se realizará una revisión de los tributos como parte del programa de ajuste fiscal que adoptará para tratar de reactivar el crecimiento de la mayor economía de América Latina. "Posibles ajustes en algunos tributos serán también considerados, especialmente aquellos que permitan aumentar el ahorro doméstico", declaró al asumir formalmente el cargo y anunciar su equipo de trabajo.

"En los próximos cuatro años, nuestra economía se transformará" Levy reafirmó el compromiso del segundo gobierno de Rousseff en un ajuste fiscal que permita recuperar el equilibrio en las finanzas públicas para retomar el crecimiento y atraer inversiones. "Será el fundamento de un nuevo ciclo de crecimiento", auguró este economista ortodoxo de 53 años. En ese sentido, enfatizó que el ajuste en las cuentas públicas "ya comenzó", al referirse a las recientes medidas que restringen el acceso al seguro de desempleo y la pensión por muerte.

Durante el primer gobierno de Rousseff (2010-2014), la séptima economía del mundo se desaceleró. De una expansión del PIB del 7,5% en 2010, pasó a una proyección muy cercana a cero en 2014. Al magro crecimiento y al déficit en la balanza comercial, se suman un menguado ahorro fiscal y una inflación del 6,5% a noviembre de 2014, en el techo de la meta oficial.

"En los próximos cuatro años, de una forma u otra, nuestra economía se transformará. La combinación de fortalecimiento fiscal con medidas que aumenten el ahorro, disminuyan el riesgo de inversiones, incluso en infraestructura, y den confianza e independencia a la iniciativa privada permitirán esa transformación", sostuvo el ministro de Hacienda.