163
163
 Reuters 163
Reuters 163

El palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real británica, indicó hoy que no tiene constancia de que Isabel II llegara a conocer en una ocasión a la mujer que es centro de un escándalo sexual que salpica al príncipe Andrew.

El duque de York, tercer hijo de la reina, está en medio de una controversia después de que la prensa revelara que su nombre ha sido mencionado en un caso legal en EEUU sobre supuestos abusos a una menor, identificada por los medios británicos como Virginia Roberts.

En ese sentido, el padre de la mujer, Sky Roberts, dijo al tabloide Daily Mail que su hija le había comentado hace unos años que conoció al príncipe Andrew cuando estuvo en Londres y que mientras estaba en la capital británica conoció a la reina. Sin embargo, un vocero del palacio londinense insistió en que "no hay nada que sugiera que la afirmación sea cierta". "No tenemos ningún registro de un encuentro así", explicó.

 163
163


El fin de semana, el palacio negó que el príncipe Andrés tuviera "cualquier forma de contacto sexual o relación" con la mujer. "Las afirmaciones hechas son falsas y no tienen ningún fundamento", señaló ayer un escueto comunicado del palacio.

LEA MÁS: Colombia: conmoción por brutal muerte de un toro a tiros y pedradas

El príncipe, de 54 años, aparece mencionado en unos documentos presentados en un tribunal de Florida y vinculados con el caso legal contra el millonario financiero Jeffrey Epstein. La mujer afirma que Epstein la obligó a mantener relaciones sexuales con el duque de York cuando ella sólo tenía 17 años.

Según dijo, las relaciones ocurrieron en tres ocasiones, en Londres, Nueva York y en una isla privada del Caribe propiedad de Epstein, entre 1999 y 2002, de acuerdo con los medios británicos.

La denunciante alega que el banquero estadounidense Jeffrey Epstein, amigo personal de Andrew y quien fue condenado en 2008 a un año y medio de prisión por prostitución de menores, la presentó a "amigos ricos y poderosos" como una "esclava sexual".

Esta denuncia es la primera que podría implicar al príncipe en la red de prostitución de menores de Jeffrey Epstein, quien en 2008 reconoció su culpabilidad en dos de los casos en los que se lo implicaba.

Además, la Policía Metropolitana de Londres (Met) ha indicado que no ha recibido ninguna denuncia relacionada con este caso, pero dejó claro que investigará si llega a recibirla.

El duque de York es una de las figuras más controvertidas de la familia real británica. En 2011 fue retirado del puesto de enviado especial del Reino Unido para atraer inversiones extranjeras al país tras revelarse su amistad con Epstein y después de que la prensa sacara a la luz sus altos gastos a costa del contribuyente británico.