Hallan túnel secreto donde Hitler desarrollaba la bomba atómica

  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163

Después de haber detectado importantes niveles de radiación cerca de la ciudad austríaca de St. Georgen an der Gusen, investigadores locales detectaron un laberinto de túneles subterráneos secretos que fueron utilizados por los nazis para desarrollar una bomba nuclear.

La instalación, que cuenta con una superficie de 30 hectáreas, fue descubierta la semana pasada, según consigna el portal Daily Mail.

Andreas Sulzer, documentalista que dirige las excavaciones, le indicó al Sunday Times que el sitio es "probablemente la planta de producción de armas secreta más grande del Tercer Reich".

  163
163
  163
163
  163
163
  163
163

Asimismo, los investigadores a cargo de las excavaciones sugirieron también que el laberinto está conectado al campo de concentración de Mauthausen-Gusen.

Tras los primeros trabajos de rastrillaje se hallaron cascos pertenecientes a tropas de las SS y otras reliquias nazis.

En este momento, las excavaciones se encuentran frenadas luego de que la policía exigiera al equipo de trabajo un permiso especial para poder seguir adelante con la investigación en el lugar. Sulzer, sin embargo, confía en que las actividades se reanudarán el próximo mes.

  163
163

Hasta 1955 la ciudad de St. Georgen estaba ocupada por los soviéticos y durante su estadía se apoderaron de gran parte de los archivos del lugar.

LEA MÁS: La fatídica "promesa" que AirAsia hacía en su revista a los pasajeros

LEA MÁS: Recuperan cuatro cadáveres del ferry griego incendiado en el Adriático

Los expertos están tratando de descubrir si existe algún vínculo entre esa ciudad austríaca y la propia Alemania, donde estuvieron reunidos los científicos durante el Tercer Reich, con el objetivo de descifrar si hubo alguna coincidencia con los esfuerzos de los Estados Unidos para construir el arma nuclear.

En junio de 2011, se encontraron residuos atómicos del programa nuclear secreto de Hitler en una vieja mina cercana a Hannover.

Algunos rumores indican que los restos de los científicos nucleares que trabajaron en el programa nazi, que fueron quemados en secreto por combatientes de las SS, permanecen allí.