163
163

De los seis ex presos de Guantánamo que están en Uruguay, hay uno que no quiere quedarse un minuto más en el país. No es porque no le guste la nación sudamericana ni porque el proceso de adaptación sea traumático o conflictivo, sino que se debe a que extraña a sus padres y quiere verlos cuanto antes.

El problema es que los padres son muy ancianos y no resistirían el desarraigo y el largo viaje de Palestina a Uruguay. Según informó a radio Carve el integrante del secretariado ejecutivo del PIT-CNT, Fernando Gambera, el ex recluso que planea abandonar Uruguay tiene a sus padres en Palestina.

El funcionario no dio el nombre del ex preso pero se supone que se trata de Mohammed Tahamatan, que es de origen palestino. Tiene 35 años y estuvo preso desde 2002 luego de ser vinculado al grupo terrorista Hamas. Incluso dos de sus tíos fueron detenidos por Israel.

Según la abogada Lauren Carasik, especialista en derechos humanos, Tahamatan decidió el 28 de septiembre de 2001 dejar su país para "escapar de la violencia y la pobreza". Era el segundo de 15 hermanos.

Su destino era Afganistán. Sin embargo, a medio camino, en Pakistán, un hombre le recomendó buscar ayuda en una casa en la que residían estudiantes árabes. Finalmente, tras una redada de las fuerzas paquistaníes, fue derivado a Guantánamo.

"Por lo que se nos informó, tienen total libertad de irse. Nosotros tendremos que tratar de dar nuestra solidaridad y apoyar, pero la decisión está en el fuero más íntimo de cada quien. Cualquiera de ellos tiene la carga de que esa zona del mundo es una zona caliente", comentó Gambera en declaraciones recogidas por El Observador.

 AFP 163
AFP 163

Y agregó: "Están avanzando en el idioma español. Estamos convencidos que cuando empiecen a trabajar, interactúen con otros trabajadores, tengan su vida laboral y puedan sentirse insertos, van a estar más integrados".

El mismo periódico agrega que Gambera anunció también que la familia -esposa e hijos- del hombre que hizo la prolongada huelga de hambre en la cárcel de Guantánamo, llegará en los próximos días.

Respecto al resto de los ex presos, dos de ellos comenzarán a trabajar a mediados de enero en la construcción. Otros tienen ofertas según sus oficios.