162
162

Más de 36.000 estatuas de Kim il Sung -una cada 700 habitantes- decoran el pálido paisaje de Corea del Norte. Tratan de retener la ilusoria omnipresencia del mandatario de facto que gobernó el país desde 1948 hasta su muerte en 1994.