Reuters 162
Reuters 162

Según Dyn Research, una compañía con sede en los EEUU especializada en seguridad cibernética, las conexiones internet entre Corea del Norte y el resto del mundo no funcionan desde hace varias horas, lo que sugiere un posible ataque informático.


"Por lo general, se constatan interrupciones cortas (desde Corea del Norte), pero jamás problemas de conexión continuos. No me sorprendería si está siendo víctima de un ataque en estos momentos", explicó Doug Madory, encargado de temas relacionados a internet de Dyn Research.


Los EEUU acusan a Corea del Norte de estar detrás del ataque contra Sony Pictures, que provocó la anulación del estreno de la película The Interview, una comedia sobre un complot ficticio de la CIA para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-Un. Especialistas pronosticaron que la empresa podría perder cerca de u$s500 millones a causa del incidente.


Obama dijo que "no piensa que se trate de un acto de guerra, sino de un acto de cibervandalismo que fue muy costoso". Asimismo, prometió una respuesta "proporcional" a este ataque, sin dar detalles.


En el departamento de Estado, la portavoz adjunta Marie Harf dijo no estar en medida de comentar las informaciones sobre problemas de conexión a internet en Corea del Norte.


La administración Obama "examina una serie de opciones" en respuesta al ciberataque, añadió. "Entre nuestras respuestas, algunas serán visibles, otras no", concluyó Harf.


Ataques en Corea del Sur

Los sistemas informáticos del operador nuclear de Corea del Sur fueron pirateados, pero sólo se perdieron datos no cruciales y no hay riesgo para la seguridad de las instalaciones nucleares del país, incluidos sus 23 reactores atómicos, dijeron la empresa y el gobierno.


El ministro de Energía surcoreano dijo que confiaba en que sus plantas nucleares puedan bloquear cualquier infiltración de ciberatacantes que comprometan la seguridad de los reactores.


Un funcionario de Korea Hydro and Nuclear Power Co (KHNP), el operador nuclear de la estatal Korea Electric Power, dijo a la agencia de noticias Reuters que el pirateo parecía destinado a "provocar alarma social".


Ni la empresa ni el responsable político mencionaron a Corea del Norte. Pese a ello, comenzaron una serie de pruebas para medir la capacidad de defensa ante un posible ciberataque.


Las posiciones de China y Japón

China dijo que se opone a todas las formas de ataques informáticos, pero agregó que no existen pruebas de que Corea del Norte haya sido responsable por el ciberataque contra Sony Pictures.


China no hizo referencias a llamados de Estados Unidos por una acción conjunta con Pekín y otros actores para contrarrestar ciberataques similares.


"Antes de llegar a cualquier conclusión debe haber un reporte completo de los hechos y fundamentos", dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.


China es el único aliado importante de Corea del Norte y sería fundamental en cualquier esfuerzo de Estados Unidos para tomar medidas contra el Estado aislado.


Japón, uno de los aliados más cercanos de Washington en Asia, dijo que condenaba enérgicamente el ataque contra Sony Pictures, pero también se abstuvo de culpar a Corea del Norte.


"Japón mantiene un contacto estrecho con Estados Unidos y respalda su manejo del caso", dijo en una conferencia de prensa el jefe de Gabinete japonés, Yoshihide Suga.


Pyongyang, desafiante

La agencia estatal de noticias de Corea del Norte dijo que las autoridades del país no saben quién perpetró el ataque informático.


"No sabemos quiénes son (los piratas informáticos) o dónde están, pero sin duda podemos decir que son partidarios y simpatizantes de la RPDC (República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte)", dijo la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.


"Adoptaremos audazmente nuestra neutralización contra la Casa Blanca, el Pentágono y todo el territorio continental de Estados Unidos, la cloaca de terrorismo, sobrepasando con creces la 'neutralización simétrica' declarada por Obama", agregó.