162
162
"'¿Dónde está Caruso?', averiguó el entonces titular del Partido Justicialista. Por quién iba a preguntar ¿no? ¿Por Adrián Lucero? ¿Por Martín Wagner? ?¿Acaso por Wally Gullota? El ex DT de Italiano y El Porvenir era reconocible hasta para un desinformado de cuestiones furbolísticas. Como ha sido norma en su campaña, Ricardo Caruso Lombardi se tiró de palomita al ver la nube de cámaras que escoltaban a Kirchner. 'Si le ganan a Boca les regalo dos televisores', prometió el pingüino más famoso". 'Le pedí cuatro', informaría luego el verborrágico coach".

Con esa anécdota, el escritor Marcelo Guerrero recuerda los entretelones del encuentro que, luego, Racing le ganaría por 3-0 a Boca, tras cuatro años sin victorias del conjunto de Avellaneda sobre "El Xeneize". Pero, el dato saliente es que, tras disfrutar del triunfo y cumplir con su promesa, el ex presidente de la Argentina sufriría la "maldición" que pesa sobre aquellos que le hacen daño al club "Azul y Oro" y perdería de manera contundente las elecciones en la Provincia de Buenos Aires ante Francisco de Nárvaez.


 162
162

Este es solo uno de los relatos que el autor recoge en su libro "No se metan con Boca. Daños y perjuicios de los que le hicieron mal al club". Son 40 historias de personajes y entidades del fútbol que sufrieron distintas penurias, personales y deportivas, luego de haber sido verdugos del "Xeneize" en algún momento de la historia.


Luis Fernando Montoya, Juan José López, Christian Bardaro, Jairo Castillo, Maxi López, Fred, Oliver Kahn, Atlanta, Chacarita y Rosario Central son solo algunos de los casos que releva Guerrero y que parecen confirmar la existencia de este maleficio que cae sobre quienes se atreven a causarle algún pesar a Boca Juniors.