EFE 163
EFE 163

De acuerdo con los datos registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al cierre de noviembre hubo en México 14.413 homicidios dolosos o intencionales, un número alto pero un 27,9 por ciento menor a los mismos meses de 2012.

Las tasas más altas de homicidios dolosos las lideran los estados de Guerrero, con 39 casos por cada 100.000 habitantes; y Sinaloa, con 29; en tanto que la media nacional es de 12 hechos por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, el número de secuestros en 2014 creció un 3,2% hasta alcanzar 1.332 casos, comparado con los 1.290 casos registrados en los mismos meses de 2012. Los mayores índices de secuestros están encabezados por Tamaulipas, con 6,9 hechos por cada 100.000 habitantes, Morelos con 5,8 y Guerrero con 2,9, mientras que en el país la tasa es de 1,1 casos por cada 100.000 habitantes.

Las tasas más altas de homicidios se registran en Guerrero y Sinaloa LEA MÁS: Capturaron en Colombia al presunto enlace entre las FARC y los cárteles mexicanos

Las extorsiones en los primeros once meses de 2014 sumaron 5.461 denuncias, cifra menor en un 18,5% comprado con los 6.708 casos en el mismo período de 2012. El mayor número de extorsiones por cada 100.000 habitantes lo encabeza Morelos con 17,9 casos y Quintana Roo con 16,2 puntos, mientras que el promedio en el país es de 4,5 casos.

Por último, en el caso del robo de vehículos con violencia, el registro muestra una reducción del 22,8 % con 44.399 robos en 2014, respecto a los 57.583 casos denunciados en 2012.

Desde hace años, México es escenario de una cruenta lucha entre bandas criminales organizadas que dispararon los niveles de violencia y obligaron al Gobierno federal a desplegar a miles de militares en las zonas más conflictivas del país para recuperar la seguridad.

Según cifras oficiales, durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) se registraron unos 100.000 homicidios, de los cuales 70.000 están vinculados con el tráfico de drogas. En los últimos ocho años, hubo 22.322 desaparecidos en el país.

Por ahora, en el gobierno de Enrique Peña Nieto la tendencia no parece haber cambiado. Así lo demuestra el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, quienes fueron secuestrados por policías el pasado 26 de septiembre y luego ejecutados por sicarios del cartel Guerreros Unidos por orden del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Mientras se buscaban los restos de los jóvenes, que habrían sido incinerados en un basurero de la localidad de Cocula, en el estado de Guerrero, y luego arrojados a un río, fueron encontradas decenas de cuerpos mutilados de personas desaparecidas.