AP 163
AP 163

Un joven brasileño de 18 años fue detenido en Bulgaria, cuando se dirigía a Siria para enrolarse en el grupo terrorista Estado Islámico, informó la prensa local, mientras que el domingo, la cancillería de Brasil informó que sigue el caso.

El joven tiene como residencia Cataluña, España, y fue detenido el lunes después de una investigación conjunta entre la Interpol y la Policía Nacional de España, además de los Mozos de Escuadra, la policía autónoma de Cataluña, informaron los diario brasileños el domingo.

El ciudadano brasileño se habría convertido al islam en territorio español, y fue detenido en el puesto fronterizo Kapitaan Andreevo, cuando viajaba junto a dos ciudadanos marroquíes, también residentes en Cataluña. El trío planeaba llegar a Turquía y luego viajar a Siria.

La policía dijo que el grupo era seguido desde junio, y comprobó que las tres personas iniciaron un proceso de radicalización religiosa, divulgando mensajes a favor de la Yihad y evidenciando su intención de alistarse en las tropas del Estado Islámico.

"La cancillería brasileña sigue el caso y la delegación diplomática en Sofia ha tomado contacto con el ciudadano", indicó el domingo a la agencia AFP un portavoz de la cancillería.

Según la prensa brasileña, España pedirá la extradición del joven desde Bulgaria, para procesarlo por delitos de terrorismo.

Entre 80 y 100 españoles se han unido a las "milicias yihadistas" en Irak o Siria, según las fuentes judiciales de España. Centenares más proceden de otros países europeos como Francia.

Varias redes de captación ya han sido desmanteladas en España y en Marruecos, en su mayoría en los enclaves de Ceuta y Melilla, en Barcelona y sus alrededores, y en Madrid.