163
163

, la cinta en la que dos periodistas estadounidenses (James Franco y Seth Rogen) aceptan el encargo de asesinar a Kim Jong-un, líder de

.


La decisión se debió el ataque masivo a la compañía por parte del grupo conocido como Guardianes de la Paz. A su vez, los cibercriminales advirtieron de posibles embestidas en las salas de cine de los EEUU que proyecten el filme.


Este jueves un usuario de YouTube compartió la que sería la escena final, en la que es asesinado el dictador. En esa breve secuencia, de poco más de 20 segundos, suena una canción de Katy Perry "Fireworks" y se puede ver cómo un proyectil alcanza el helicóptero en el que se encuentra Kim Jong-un, explicó un artículo del diario británico The Telegraph.


Quienes también decidieron hacer caso a las amenazas fueron los actores protagonistas del filme, ya que decidieron cancelar todas sus apariciones en los medios en el marco de la promoción.


Aunque Corea del Norte había dicho que tomaría "represalias" en contra de los responsables de la comedia, descartó estar detrás del hackeo. No obstante, cadenas como NBC y CNN confirman que autoridades federales ya lograron establecer un vínculo entre el ciberataque a la productora de Sony y el gobierno de Corea del Norte.