eluniversal.com.mx 163
eluniversal.com.mx 163
 excelsior.com.mx 163
excelsior.com.mx 163

Un enfrentamiento entre grupos armados denominados autodefensas causó al menos seis muertos este martes en el conflictivo estado mexicano de Michoacán (oeste), uno de los cuales sería hijo de Hipólito Mora, uno de los fundadores del movimiento.

"Mi hijo (Manuel Mora) está muerto, junto con otras cuatro o cinco personas", dijo vía telefónica a la AFP Hipólito Mora, impulsor de uno de los primeros grupos de milicianos que se levantaron en armas en 2013 contra el narcotráfico.

En un primer reporte, el comisionado especial del gobierno federal para Michoacán, Alfredo Castillo, reportó a la prensa la muerte de seis personas en la balacera ocurrida en la comunidad de La Ruana (a 550 km de Ciudad de México).

Más tarde en conferencia de prensa, Castillo ajustó la cifra y precisó que el enfrentamiento entre los seguidores de Hipólito Mora y los de Antonio Torres González, alias "El Americano", dejó un salto total de 11 muertos; "seis afines al primero de ellos y cinco más del segundo".

Castillo sostuvo que la confrontación respondió a una "diferencia frontal" que han sostenido Mora y "El Americano" desde que ambos formaron dos grupos armados distintos en 2013 en La Ruana (10.000 habitantes).

 eluniversal.com.mx 163
eluniversal.com.mx 163

Policías federales, gendarmes y militares arribaron a esta localidad y lograron frenar la balacera, según Castillo.

Entrevistado antes de las primeras declaraciones de Castillo, un nervioso Hipólito Mora aseguró a la AFP que los hombres de "El Americano" los superaban en número y los tenían rodeado, y denunció que las fuerzas federales se habían marchado, dejándolos solos.

"La gendarmería nos dejó solos, la policía, todos. (...) Son muchísimos, estamos en la barricada, cuando me vuelva a marcar, ya no le vamos a poder contestar porque nos van a asesinar a todos", clamó Mora, uno de los jefes más visibles y reconocidos del movimiento de autodefensa.

Mora enfatizó que había advertido con anterioridad "una y otra vez" a Castillo sobre las altas posibilidades que había de una confrontación como la de este martes, en la que murió su hijo.

"Entiendo el dolor que debe estar pasando (Mora), pero ustedes pueden escuchar las entrevistas de las reuniones (entre ambos) que están grabadas", dijo al respecto en la conferencia Castillo.

Disputas entre autodefensas

Los grupos de autodefensa fueron creados a partir de febrero de 2013 en decenas de comunidades rurales de Michoacán por vecinos levantados en armas para protegerse del cártel narcotraficante Los Caballeros Templarios, ante la ausencia de fuerzas de seguridad confiables.

 excelsior.com.mx 163
excelsior.com.mx 163

En mayo de 2014, después de que el gobierno desmantelara casi toda la cúpula de Los Caballeros Templarios, la mayoría de los grupos de milicianos aceptaron convertirse en fuerzas rurales, unos cuerpos de policía legales.

El paso a la institucionalidad de las autodefensas se dio en medio de fuertes divisiones entre sus líderes, que reconocían que entre sus filas podía haber infiltrados del crimen organizado.

Hipólito Mora fue uno de los primeros líderes en adscribir su grupo a las fuerzas rurales.

"El Americano", en cambio, nunca entregó sus armas. De acuerdo con versiones de lugareños, entre sus hombres hay integrantes de Los Viagra, un grupo de narcotraficantes escindido de Los Caballeros Templarios que lucha por tener el control de La Ruana.

Hipólito Mora: "La gendarmería nos dejó solos, la policía, todos"

Partidarios de ambos jefes ya habían sostenido otra disputa el pasado marzo, cuando "El Americano" cercó a Mora en su rancho y lo acusó del asesinato de dos de sus hombres.

Mora fue detenido por ese doble homicidio pero posteriormente liberado por falta de pruebas.

El único jefe de Los Caballeros Templarios que sigue en libertad es el ex maestro de primaria Servando Gómez, alias "La Tuta", de quien las autoridades se muestran convencidas de que será capturado pronto.

El enfrentamiento de La Ruana reactiva la violencia en Michoacán, cuando México sigue conmocionado por la presumible masacre de 43 estudiantes perpetrada en septiembre en el vecino estado de Guerrero (sur).