162
162

La firma norteamericana Dallas Airmotive, que provee mantenimiento a motores de aeronaves, reconoció el miércoles haber pagado sobornos en el extranjero a cambio de quedarse con lucrativos contratos entre 2008 y 2012. Así lo reconoció ante el gobierno de ese país, con el que acordó abonar 14 millones de dólares en concepto de multa por violar las leyes locales.

En un comunicado, el Departamento de Justicia norteamericano indicó que la compañía "utilizó varios métodos para transmitir los pagos de sobornos, incluyendo la celebración de acuerdos con empresas fantasma afiliadas a funcionarios extranjeros, y la prestación directa de cosas de valor, tales como vacaciones pagadas a funcionarios extranjeros".

La empresa admitió haber pagado coimas a la fuerza aérea de Perú y a la de Brasil; también a la oficina del gobernador del estado de Roraim (Brasil) y al del gobernador de San Juan. En ningún caso se especifica con qué funcionarios se negoció.

El gobierno de José Luis GIoja todavía no hizo comentarios al respecto.

La investigación determinó que tres funcionarios gubernamentales, cinco ejecutivos de Dallas Airmotive y tres miembros de esas "sociedades fantasma" estuvieron involucrados en esas operaciones.

Una vocera de la empresa dijo al diario The Wall Street Journal que los empleados vinculados al caso ya fueron despedidos y que se cambió la cúpula del equipo de ventas en América del Sur.