AFP 162
AFP 162
 Télam 162
Télam 162

"Hemos quedado en la historia del club", sentenció Teo Gutiérrez en una nota con TyC Sports. El colombiano fue claro y expresó su alegría después de la obtención de la Copa Sudamericana que logró River ayer. "Tuvimos humildad y trabajo", señaló.

El delantero habló después de la consagración y contó sus sensaciones. "Es una felicidad única, un sueño que tenía desde niño", sostuvo, sobre la posibilidad de alzar un trofeo internacional. "Nunca perdimos la cabeza. Estuvimos serenos y confiados", dijo sobre el último encuentro ante Atlético Nacional en el Monumental.

El futuro de Teo en River es incierto. El jugador quiso emigrar en el último mercado de pases pero, finalmente, no se concretó ninguna operación que le conviniera a él y al club. Prolongó su estadía y fue gratificante. Aunque cuando le preguntaron por la próxima temporada, contestó con una sonrisa pero dejando un mensaje claro. "Si están los 'verdolagas', me quedo", comentó, en clara referencia al monto de su contrato.

"Estoy viviendo un momento único en mi vida y en mi carrera. Me quieren mucho en este club", contó sobre la etapa que le tocó vivir en este año de logros que tuvo el conjunto "millonario". Además, le agradeció a los hinchas por el cariño. "Es lindo que la gente te aplauda y te ovacione. Es un triunfo al esfuerzo y la dedicación".

Teo también hizo hincapié en la importancia de Marcelo Gallardo y una idea de juego que terminó triunfando. "Es un entrenador que ha mostrado un camino que hay que seguir", señaló. "Es un técnico que está quedando en la historia del club".

El delantero colombiano se acordó de Boca y asumió la importancia que tuvo en este certamen, haberlo eliminado en la semifinal. "Este título vale mucho más porque dejamos afuera al rival de toda la vida", aseguró.

Mientras su futuro tiene un signo de incógnita, Teo se tomará unos días de vacaciones en las playas colombianas y empezará a pensar en qué situación estará en el 2015. D'Onofrio y Jorge Brito ya avisaron que harán lo imposible para retenerlo aunque el delantero colombiano deje la puerta abierta a una posible salida cada vez que le pregunten sobre sus intenciones de emigrar.