Boca sumó 31 unidades y fue semifinalista de la Copa Sudamericana, pero eso no alcanza para saciar el apetito en el club de La Ribera. Entre el buen andar de River y la sequía de títulos en los últimos dos años, el "Xeneize" vivirá una interesante etapa de recambio para afrontar la próxima temporada.

Si bien ya son un hecho las salidas de Pablo Ledesma, Hernán Grana y Mariano Echeverría, la dirigencia de la entidad "azul y oro" se movió bien rápido para cerrar la primera cara nueva para Rodolfo Arruabarrena. Se trata de Pablo Pérez.

El volante, surgido de la cantera de Newell's, no es tenido en cuenta en el Málaga de España por su entrenador, Javier García (no lo usó en lo que va de la temporada), situación que facilitó de gran manera su arribo al equipo del "Vasco". En el campeonato anterior, disputó once cotejos y marcó un gol.


Todo terminó de cocinarse ayer por la noche, cuando el representante del futbolista de 29 años se reunió con el presidente Daniel Angelici. Su desembarco a Boca se cerraría a préstamo, por un año y medio. Pérez también estaba en la órbita de San Lorenzo, pero solamente restará la firma del contrato para convertirse en la primera cara nueva para Arruabarrena.

Esta mañana, en diálogo con Sportia de TyC Sports, Carlos Bilicich, el apoderado del mediocampista, destacó que "hay principio de acuerdo entre los clubes para que se haga a préstamo y lo puedo confirmar porque es una realidad". En la misma línea, expresó que "el jugador está muy contento, está muy bien y viene para ser titular".


En tanto, para finalizar, fue consultado por el viaje hacia Argentina para la revisión médica y la correspondiente rúbrica. "Vendrá cuando esté todo cerrado, creo que se dará esta semana y así Boca tendrá a un jugador que está necesitando", concluyó.