"Hay que ser andaluz para bailar flamenco", dijo Nacha Guevara, que esta vez estaba rubia. Y como la instancia es cada vez más alta, el jurado se pone exigente. Además, esta gala es especial porque participa por primera vez el quinto jurado: el público.

Los primeros en bailar esta peculiar y compleja danza fueron Pedro Alfonso y Flor Viterbo. Si bien recibieron un 10 del público (95% optó por el #MeGusta) el puntaje total fue de 30 puntos.

Luego llegó el turno que Noelia Pompa y Facundo Mazzei que tuvieron un puntaje total más alto, llegaron a 38 puntos y se encaminan como el más alto del certamen ya que, además, contaron con un 10 del quinto jurado (98%).

La última pareja que bailó fue la de Jésica Cirio y Juan Carlos Acosta pero el quinto jurado optó por el #NoMeGusta (52%) por lo que el puntaje fue el más bajo. Igualmente, este ritmo definirá los nominados cuando se sume al eletrcto-pop.