Edi Zunino, jefe de redacción de Noticias Anabella Reggiani 162
Edi Zunino, jefe de redacción de Noticias Anabella Reggiani 162

La revista Noticias cumplió su primer cuarto de siglo y lo festejó en el museo Malba, una cita a la que asistieron importantes figuras de la política, los medios de comunicación y el periodismo. Noticias fue fundada en 1989 por Jorge Fontevecchia, actual CEO de Editorial Perfil, quien no pudo estar en la celebración ya que viajó a Londres para entrevistar a Julian Assange. Sin embargo, se hizo presente en el auditorio del Malba a través de un video que envió desde Inglaterra, para saludar a los invitados y felicitar a todos los que hacen Noticias.


La prestigiosa publicación celebró su aniversario entregando por primera vez el premio Noticias Pluma a sus ex directores por su destacada trayectoria: Teresa Pacitti, Héctor D'Amico y Jorge Fernández Díaz. En el marco de la celebración, Infobae entrevistó a Edi Zunino, jefe de redacción de la revista.


- ¿Qué significa este festejo para Noticias?

Estamos festejando los 25 años de la revista en el Malba, en un contexto espectacular que creo que buscamos a propósito. Es que el espíritu del Malba tiene que ver con el de Noticias. La propuesta de construir cosas sólidas, inteligentes, que trasciendan las coyunturas y las modas; cosas que aporten desde los contenidos culturales o periodísticos, elementos y estructuras y, si se quiere también, provocaciones para que la formación y el desarrollo de nuestra sociedad se maneje cada vez más con pautas basadas en mayor profundidad, conocimiento e información.



- Hoy se entregaron por primera vez los premios Noticias Pluma a la trayectoria, ¿cómo surgió este galardón?

Noticias fue durante años el vehículo de Editorial Perfil para dar premios a la libertad de expresión. En el camino, Editorial Perfil fue concentrando tanto los premios a la libertad de expresión, como los premios a la inteligencia de los argentinos. Entonces, Noticias se había quedado sin su premio propio y nos parece que, con 25 años de historia, tenemos que empezar a premiar trayectorias de quienes saben hacer periodismo y de quienes saben transmitir escribiendo bien.


También es una reivindicación de la escritura, porque una cosa es no quedarse atados a viejos formatos y a la historia o al pasado, pero otra es negar los valores que deben trascender. La buena comunicación, la buena redacción y la buena narración son fundamentales para que nos comuniquemos bien entre las personas.



-Los primeros tres premiados fueron Teresa Pacitti, Héctor D'Amico y Jorge Fernández Díaz, tres ex directores de la revista, ¿por qué se los eligió para recibir este galardón?

Pacitti, D'Amico y Fernández Díaz fueron tres directores consecutivos de Noticias, desde que (Jorge) Fontevecchia la dejó para ponerse a hacer la revista Caras en la Argentina. Teresa fue la primera directora hasta septiembre del año 1994, cuando empezó la gestión de Héctor D'Amico, que duró hasta febrero del año 2000. Después siguió Jorge Fernández Díaz, que estuvo hasta los inicios del kirchnerismo hasta que Gustavo González -que es el actual director periodístico del Grupo Perfil- tomó el volante de la redacción. Desde 2011, yo estoy al frente.


Fontevecchia, González y yo seguimos en Editorial Perfil pero quienes se fueron no lo hicieron porque perdieron vigencia, porque hicieron algo que no debían, porque se los echó o porque estaban enojados: simplemente se fueron porque los medios de comunicación cíclicamente también tienen que renovarse.


Manejar la redacción de Noticias exige un nivel importante de concentración, tensión y estrés. En algún momento, ellos debían ser liberados de esa responsabilidad por sus propios desarrollos profesionales y, te diría también, que hasta por su salud mental.


Jorge Fernández Díaz bautizó al sillón del director de Noticias como la silla eléctrica y algo de eso tiene. Yo, que la vengo probando desde hace cuatro años y pico, puedo asegurarte que han cambiado los tiempos pero algo de eso queda.


- ¿Cómo es la situación actual de la libertad de expresión en Argentina?

Con todas las condiciones para que se desarrolle hasta lo máximo... con grandes intereses para frenarla y que no se desarrolle... Por un lado, soy muy optimista de que todo el desarrollo de la tecnología no va a matar a un tipo de medios para que sea reemplazado por otro, sino que todo va a encontrar un equilibrio y todo va a convivir. La televisión no mató a la radio, el cable no mató a la televisión por aire, e internet no va a matar a ninguno de ellos, ni va a matar al papel.


Cada soporte, cada formato y cada plataforma van a encontrar la adhesión de quienes la necesitan por su particularidad y por lo que que cada una de ellas aporta: en algunos la inmediatez; en otros, mayor profundidad, mayor extensión en el análisis o en la explicación de las cosas. Yo creo que eso favorece la libertad de expresión, porque son más soportes y más canales para comunicarse.


Por otro lado, en estos diez años se trataron de poner cerrojos muy fuertes a la prensa y, una vez más, Noticias y Editorial Perfil estuvieron en el centro de esa pelea, denunciando al Estado por la discriminación por el uso de los fondos públicos para publicidad y ganándole en la Corte Suprema. Y hoy, después de tanto tiempo y justo en coincidencia con esta celebración de los 25 años de Noticias, la procuradora general de la Nación debió transmitir a la Corte Suprema la orden de que se derogue una decisión de la vieja Corte, por supuesta intromisión a la privacidad en el caso en que Noticias reveló la existencia de un hijo extramatrimonial de Carlos Menem en los años 90.


La Corte Suprema de Justicia "menemista" había fallado en contra de la revista y la Corte Interamericana (de Derechos Humanos) falló a favor. Como esos tribunales supranacionales tienen rango constitucional desde la reforma del año 1994, ahora la Corte Suprema deberá dar marcha atrás con aquella decisión. Imaginate que esas también son condiciones y situaciones para ser optimista, en cuanto al desarrollo de la libertad de expresión. Podés perder una pero, a la larga, por ahí la ganás.