Reuters 163
Reuters 163

El humorista y actor mexicano Roberto Gómez Bolaño, fallecido el viernes en su casa de Cancún a los 85 años, había escrito una columna en 2006 para la revista Soho, que en su honor volvió a publicar el artículo este lunes.


En el texto revela, por ejemplo, que no disfrutaba de las fiestas de cumpleaños, ya que le resultaban aburridas, pero que cambiaba de opinión cuando sentía tristeza al mirar las noticias sobre las guerras.


Se muestra como una persona más y reconoce que lo "deprimían los días nublados o lluviosos". También hace referencia a "la falta de solidaridad en el mundo" y a la violencia que hoy vive su país, México.


"Es desolador, por ejemplo, ver cómo el amor se está volviendo un artículo de lujo, difícil de conseguir, cuando es algo tan sencillo y natural (...)"

Además menciona su mal estado de salud: "Me desmoraliza también tener una mente clara y vigente, en un físico que ya no me responde como antes". En sus líneas, Gómez Bolaño habla de su mirada hacia la vida y los valores perdidos. Pero tiene un mensaje : "Tanto la risa como el llanto son liberadores, ya que nacen del alma".





¿Saben? Ya tengo 77 años. He visto casi de todo, he acumulado un sin fin de experiencias, he viajado, he conocido a grandes personajes y también a gente sencilla. He tenido el honor de ser querido por un público de varias generaciones, sin diferencia de clases sociales, en distintos países, y aunque me han pasado cosas realmente extraordinarias, confieso que soy un ser humano de lo más normal. Siento lo mismo que cualquier otro, tengo necesidades similares y supongo que muchos se podrán identificar con las cosas que me hacen feliz... o que me deprimen.