163
163

El crudo referencial Brent de Londres y el contrato en Estados Unidos han caído por cinco meses consecutivos, su mayor racha a la baja desde la crisis financiera de 2008. Arabia Saudita, el miembro más influyente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), bloqueó la semana pasada los intentos de algunos productores más pequeños de reducir la producción de crudo en respuesta al enorme sobreabastecimiento en los mercados mundiales.

Ya tras comenzar la semana con una marcada tendencia declinante, en busca de estacionarse en valores minimos resurgieron órdenes de compras que reimpulsaron el crudo del Mar del Norte a 71,81 dólares el barril, con recuperación de 2,62%, y el WTI en los EEUU pasó a repuntar 3,28%, a 68,16 dólares el barril.

Con una caída de los precios de casi el 40% desde junio, el impacto se ha sentido a nivel mundial, mientras que productores de petróleo desde Irak hasta Nigeria están revisando sus presupuestos en el 2015 para reflejar los bajos precios.

Irán se abstuvo de reclamar contra la decisión de la OPEP de dejar sin cambios su techo de producción para mantener la solidaridad en el grupo, pese a que la medida no beneficiará a todos los miembros, según dijo el ministro de Petróleo de Irán en reportes a la prensa local.

En tanto, un crecimiento más débil a lo esperado en el sector de manufacturas de

podría presionar aún más

al petróleo. El índice oficial de gerentes de compras (PMI por su sigla en inglés) cayó en noviembre a 50,3%, mostró un informe del Gobierno el lunes, menor a las expectativas de los analistas de 50,6 por ciento.