Captura 163
Captura 163

Corría el año 2005 cuando se juntaron dos ídolos de ámbitos diferentes pero con una característica similar: eran figuras reconocidas en todo el mundo pero nacidas en Latinoamérica. El argentino Diego Maradona, astro del fútbol, entrevistó al mexicano Roberto Gómez Bolaños, uno de los humoristas más reconocidos de todos los tiempos.

Ocurrió cuando el crack del deporte conducía su ciclo televisivo "La Noche del Diez". Allí hablaron de la vida en general y tocaron temas varios. Uno de ellos fue el fútbol. "Yo soy hincha de América. Un día le ganamos a Boca ¡eh!", aseguró Chespirito. "Pero nosotros los eliminamos", respondió Maradona, entre risas.

Una de las cosas que quedaron claras en aquella emisión era la admiración del "Diez" hacia el humorista mexicano. "Mi ídolo, este es mi más grande ídolo. Viendo el Chavo me siento mucho más tierno, quiero más a la vida, quiero más a mis hijas y por sobre todas las cosas quiero seguir luchando para estar cada día mejor", le dijo el argentino.

"Viendo el Chavo me siento mucho más tierno", le dijo Maradona a Chespirito

Chespirito afirmó que "no podrá haber otro Chavo", así como "tampoco podrá haber otro Maradona".

El futbolista firmó una camiseta de la Selección argentina y se la regaló al comediante: "Para el Chavo, mi Chavo, con todo mi corazón. A mi ídolo eterno". Chespirito no podía terminar sino con una genialidad: "Este es La Noche del Diez, y yo soy del Ocho. Me ganaste por dos", bromeó el mexicano.