AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163

La OPEP decidió no recortar su producción, dijo el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, tras una prolongada reunión del grupo el jueves.

Al concluir una reunión ordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en su sede en Viena, Naimi dijo que se había adoptado una "gran decisión", aunque no detalló cuál sería.

Sin embargo, al ser consultado sobre si la OPEP no recortaría la producción para enfrentar la caída de los precios del crudo, Naimi dijo: "Eso es correcto".

Por su parte, el ministro de Petróleo de Kuwait, Ali Saleh al-Omair, confirmó que "no hay cambios" en la producción del grupo y un delegado dijo que la OPEP se volverá a reunir en junio.

Esta decisión torció el brazo de Venezuela, que aspiraba a lograr recortes en la producción de crudo según había adelantado su canciller Rafael Ramírez (y ex titular de la petrolera estatal PDVSA) antes de comenzar la reunión.

"La OPEP debe actuar para retirar del mercado el exceso" de petróleo, le dijo a los periodistas el representante de Venezuela ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo, quien cifró el "sobreabastecimiento en el mercado en dos millones de barriles por día.

Los 12 países del cartel petrolero iniciaron este jueves su nueva cumbre en la capital austríaca para debatir si cambiaban o no su techo de producción, que desde hace cuatro años se ubica en 30 millones de barriles diarios, mientras los precios del crudo siguen cayendo a sus niveles más bajos en cuatro años.

En este sentido, luego de la decisión de la OPEP el petróleo Brent (del Mar del Norte) cayó más de tres dólares este jueves hasta quedar en un nuevo mínimo en cuatro años, por debajo de los u$s75 por barril.

Consultado sobre si el país caribeño tenía apoyos en esa propuesta de recorte del tope de producción, Ramírez respondió que "muchos países comparten nuestra evaluación de la situación del mercado y la preocupación por los precios".

Asimismo, el ministro de Petróleo de Argelia, Youcef Yousfi, dijo este jueves que su país estaba "dispuesto a reducir el bombeo de crudo" en caso de que la OPEP decidiera apuntalar a los alicaídos precios del recurso natural.

A su vez, el representante ecuatoriano, Pedro Merizalde-Pavón, se refirió a la necesidad de tomar medidas para detener la caída del precio.

"Por cada dólar que baja el precio nos afecta a las economías de todos. Por eso tenemos que alcanzar un balance para que sea beneficioso para productores y consumidores", declaró el ministro.

Merizalde-Pavón indicó que es posible llegar a un consenso entre las distintas posturas de los socios, y advirtió de que la caída de los precios puede acabar afectando a la inversión.

"La producción es rentable, pero por cada dólar que usted baja deja de tener ingresos. El mercado dará el precio final. Habrá algunos campos (de extracción) que, con determinados precios, no serán rentables", señaló el funcionario del país andino.

El ministro ecuatoriano también se refirió a los pozos de petróleo de esquisto, gracias a cuya explotación Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor de crudo.

"El 'shale gas' determinará el piso (del precio). Depende de cuánto les cueste a ellos. Ese es el límite. Si bajan de 70-80 (dólares) esas producciones tienen que desaparecer, porque nadie está para perder", dijo Merizalde-Pavón.

 AFP 163
AFP 163

Contra Venezuela

Frente a la postura de recortar la producción, Arabia Saudita se había mostrado durante los últimos días escéptica sobre la necesidad de aplicar esa medida.

Su ministro de Petróleo, Ali Al Naimi, aseguró que el mercado acabará estabilizándose "por sí mismo".

Esta reunión, una de las más cruciales de los últimos años, ha estado marcada por divisiones entre sus miembros.

Los países árabes, liderados por Arabia Saudita, estiman que "el mercado va a estabilizarse solo", sin necesidad de proceder a ajustes.

Así lo repitió este jueves el ministro de Petróleo de los

Emiratos Árabes Unidos,

Suhail Mohamed Al Mazourei: "Eventualmente el mercado se va a estabilizar. No hay una sobreproducción de parte de la OPEP", dijo.