163
163

Un equipo de las fuerzas especiales norteamericanas rescató el pasado martes por la madrugada a ocho rehenes que estaban en manos de Al Qaeda en la Península Arábiga, en una remota zona del norte de Yemen. De la operación también formó parte un equipo antiterrorista yemení.

Sin embargo, otros cinco prisioneros retenidos por la red terrorista fueron trasladados a otro sitio días antes del operativo de rescate.

Uno de los rehenes liberados es extranjero y, aunque el comité no reveló su nacionalidad, una fuente del Gobierno yemení señaló que era un instructor estadounidense que trabajaba en la base aérea al-Anad en la provincia de Lahej, a unos 60 kilómetros al norte de la ciudad portuaria de Adén.

La fuente expresó que la misión de rescate ocurrió cerca de la base, pero no hubo una confirmación inmediata de esto por parte del comité de seguridad. La embajada de Estados Unidos en Saná declinó comentar el reporte.

Un miembro de las fuerzas de seguridad yemeníes resultó levemente herido en la operación, indicó el comité a través de un comunicado.

Yemen, que comparte la frontera con el mayor exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, alberga a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, por su sigla en inglés), visto por Washington como una de las ramas más activas de la red fundada por Osama bin Laden.

El Pentágono sostuvo en 2012 que Estados Unidos había reanudado el entrenamiento militar terrestre destinado a reforzar la lucha de Yemen contra Al Qaeda luego de una suspensión de esa ayuda durante un período de intensa agitación política.

Los secuestros son frecuentes en Yemen, que cuenta con respaldo de Occidente y combate una insurgencia islamista vinculada a la red terrorista.