163
163

Miembros de un grupo terrorista al servicio de Hamas preparaban una serie de ataques contra diversos objetivos israelíes, entre ellos el estadio de fútbol más importante de Jerusalén y los trenes livianos de la misma ciudad.

El anuncio fue realizado por Shin Bet, la agencia de inteligencia de Israel. Más de 30 agentes de Hamas fueron arrestados en septiembre pasado, la mayoría reclutados mientras estudiaban en Jordania y entrenados en Siria o la Franja de Gaza, tras haber entrado mediante túneles a través de la península de Sinaí.

El organismo gubernamental denunció que los terroristas se preparaban para secuestrar israelíes tanto en su país como en el exterior, para detonar autos-bomba en sus comunidades, realizar ataques en las estaciones y un atentado en el Teddy Stadium, donde juega sus partidos el Beitar Jerusalem.

Así se ve el Teddy Stadium de Jerusalén en Google Street View

Para Shin Bet, el caso pone en evidencia el deseo "infatigable" de Hamas de reflotar su infraestructura terrorista en la franja occidental, obligando a Israel a dar una respuesta militar y con ello generar una crisis para desestabilizar el gobierno de la Autoridad Palestina para derrocar a Mahmoud Abbas, "uno de los objetivos de Hamas".

La red desactivada tenía características similares a la revelada en agosto, durante la Operación Márgen Protector. Según la información recibida por oficiales palestinos citados por Times of Israel (TOI), esta red era aun mayor. Sus integrantes estaban listos para realizar numerosos ataques contra Israel, pero todos ellos fracasaron.

 Reuters 163
Reuters 163

Los trenes livianos de Jerusalén, otro de los objetivos de la red de terroristas de Hamas

Al igual que en los casos previos, las fuentes indican que el hombre detrás de la idea es Saleh al-Arouri, un líder de Hamas que fue deportado de Cisjordania a Turquía en octubre de 2010.

Arouri es el impulsor y financista de la red, y ha establecido una sucursal de Hamas en Turquía desde la que maneja sus contactos en Cisjordania secundado por otros terroristas, algunos de los cuales fueron deportados por Israel en el intercambio de prisioneros de Gilad Shalit, durante 2011.

Los oficiales palestinos citados por el TOI indicaron que tanto Turquía como Qatar -donde reside el líder de Hamas, Khaled Mashaal- les permiten operar libremente en su territorio, desde donde planean los ataques contra Israel y la desestabilización del gobierno de la Autoridad Palestina.