Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
Reuters

Al menos 95 personas murieron este martes y otras 120 resultaron heridas por los bombardeos de la aviación del régimen de Bashar al Assad contra la ciudad siria de Al Raqqa, bastión del grupo Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés), según el último recuento publicado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La ONG precisó que al menos 52 fallecidos han sido identificados, entre los que hay tres mujeres y cuatro menores de edad.

Los aviones gubernamentales lanzaron un total de diez ataques aéreos contra distintas zonas de Raqqa, situada en el noreste de Siria, como el área industrial, un mercado, la mezquita de Al Hani y una estación de autobuses.

Según informa la agencia Reuters, entre los objetivos alcanzados había también edificios públicos como el Museo Nacional.

Reuters
Reuters

Un joven se tapa la nariz ante un cadáver que aun no fue identificado

Este tipo de ataques de Al Assad se han vuelto cada vez menos selectivos. En total, ha lanzado 1.592 ofensivas aéreas en los que han muerto 396 civiles, según los datos del OSDH.

Al Raqqa es el feudo más importante en Siria de la organización yihadista Estado Islámico, que a finales de junio proclamó un califato en este país y en parte de Irak.

Esa localidad y su periferia suelen ser blanco de los ataques de la coalición internacional liderada por los Estados Unidos y en las últimas semanas las fuerzas del régimen de Damasco también han intensificado sus incursiones.

Reuters
Reuters

Los restos de la mezquita de Al Hani, destruida tras los bombardeos de Al Assad

En esta región se concentra también el proyecto de estado bajo la rígida Sharia que quiere establecer el autoproclamado califa Abu Bakr al-Baghdadi, quien reclama lealtad absoluta a todos los musulmanes del mundo.

Su plan incluye la eliminación de todos rasgo de oposición y para eso no solamente ha exterminado a personas de otras religiones sino a los mismos musulmanes que no siguen sus preceptos, sino que está decidido a educar a los niños en su ley.

Al Raqqa es el feudo más importante de la organización yihadista Estado Islámico

Incluso ha comenzado a adoctrinar a menores de edad en campos de entrenamiento especiales ubicados en las zonas bajo su control en el norte de Siria.

"ISIS está trabajando para lavar los cerebros de los niños, ha paralizado el curso escolar y ha creado lo que denomina 'campos de defensa' para reclutar a los niños y jóvenes en sus cuarteles", dijo el director de la organización opositora "Deir al Zur bajo el fuego", Wael al Omar.

En esos campos se puede ver a niños reclutados a partir de campañas de escolarización gratuita que aprenden a manejar armas y a combatir cuerpo a cuerpo.