Shutterstock 162
Shutterstock 162

La exportación de sorgo forrajero a China quedó oficialmente abierta con la firma en Beijing entre el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carlos Casamiquela, y su par de la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ), Zhi Shuping.

Lo mismo sucederá con la venta de girasol confitero al país asiático, los ministros además informaron que quedó operativo el Protocolo Fitosanitario para la Exportación de Peras y Manzanas de Argentina a China firmado en julio de 2014 en Buenos Aires.

"La relación en materia agroalimentaria y agroindustrial entre Argentina y China se sigue consolidando, lo cual se refleja en acuerdos concretos que implican un fortalecimiento de los vínculos entre ambos países", expresó Casamiquela.

El ministro Zhi Shuping manifestó que "la cooperación en materia de inspección y cuarentena jugó un papel fundamental en el avance de la agenda bilateral" y resaltó la importancia de la reciente visita del Presidente Xi Jinping a la Argentina para agilizar las negociaciones de acceso de nuevos productos argentinos al mercado chino y destacó que la firma del nuevo protocolo de sorgo refleja la eficacia de la cooperación entre los dos países.

La necesidad china de granos forrajeros para alimentar a sus aves y cerdos, llevó a que en 2013 las importaciones de sorgo crecieran a un millón de toneladas por un valor de U$S 369 millones y a que en los primeros siete meses de 2014 ya superaran los 2,4 millones de toneladas por U$S 689 millones.

Argentina es el segundo exportador mundial de sorgo, en la campaña 2013/2014, la producción nacional alcanzó las 3,47 millones de toneladas y se estima que en 2014 las exportaciones de este grano llegarán a 1,47 millones de toneladas.

Shuping anunció además que Argentina ya se encuentra habilitada para comenzar a exportar girasol confitero a China, tras haberse concluido el análisis de riesgo correspondiente. De esta manera, grandes empresas procesadoras chinas de girasol para consumo humano que manifestaron fuerte interés por la producción argentina, podrán comenzar a abastecerse desde Argentina para cubrir en contra estación su demanda insatisfecha.

En enero, técnicos de AQSIQ visitarán el país para avanzar en la comercialización de uvas de mesa, alfalfa, stevia y arvejas secas, en vistas a concluir las respectivas negociaciones de acceso en el primer semestre del próximo año.

Finalmente, se retomarán las negociaciones para el ingreso de limón argentino que se encontraban paralizadas por discrepancias técnicas desde el 2012 y se avanzará en el análisis de las solicitudes de acceso para arándanos y cerezas.