Gentileza: pagina16.com.ar 162
Gentileza: pagina16.com.ar 162

Las empresas de transporte urbano de pasajeros comenzaron a presionar en varias ciudades del país a los municipios para aumentar el boleto por la suba de los costos operativos registrados en lo que va del 2014, debido al alza del precio del gasoil, los salarios y los seguros.


Los usuarios de colectivos urbanos ya pagan en las provincias hasta un 50% más de lo que deben abonar los porteños para trasladarse la misma distancia por la Capital Federal, a pesar de tener salarios sensiblemente más bajos, y ahora esa brecha podría estirarse con fuerza.


El 65% del costo del transporte en la zona metropolitana de Buenos Aires lo financian los subsidios estatales y un 35% lo paga el usuario, lo que determina que el impacto en el bolsillo sea mucho más leve que el que sufre un pasajero en las provincias, donde la colaboración estatal es menor.


En la Secretaría de Transporte de la Nación aseguran que sin la compensación, la tarifa costaría el triple y es insostenible desde el punto de vista social, porque el 80 por ciento de la gente se moviliza para trabajar o estudiar.


Los concejos deliberantes de Posadas y Resistencia, dos de las capitales de provincia más pobres de la Argentina, están en pleno debate para definir ahora un aumento ante el fuerte lobby empresario por llevar el boleto a 11,96 pesos en la primera y 7,50 en la segunda.


Una comisión mixta debatió esta semana y tras un cuarto intermedio continuará el próximo miércoles en la capital chaqueña para tratar el pedido de las empresas, que calculan un precio de 7,44 para el pasaje mínimo.


El gobierno provincial de Juan Carlos Bacileff Ivanoff deberá convocar a una audiencia pública (ya estimó una tarifa de 4,90 pesos) y recién después el concejo deliberante de Resistencia podrá definir un aumento local, aunque ya adelantó que el techo podría ser de 4,83 pesos.


A su vez, el boleto de colectivos podría llegar a los 11,96 pesos en Posadas y convertirse así en el más caro del país, tras un pedido que realizaron las empresas del sector a las autoridades.


El secretario de Gobierno municipal de Posadas, José Moglia, admitió que las empresas que prestan servicio de transporte urbano le solicitaron subir el boleto para cubrir el aumento de sus costos operativos.


La medida está en análisis y de ser autorizada afectaría a los usuarios del colectivo urbano que circula por Posadas y las localidades cercanas de Garupá y Candelaria, aunque el intendente de la capital provincial, Orlando Franco, anticipó su rechazo y aclaró que esas cifras "están alejadas de la realidad" de la gente.


Bahía Blanca transita el mismo camino: quiere llevar la tarifa mínima de 5,80 a 6,50 pesos; el municipio enviará al Concejo en las próximas horas un proyecto de ordenanza realizado sobre un estudio de octubre, en el que se detectó una suba del 12% en los costos operativos del transporte público.


Los concejales de esta ciudad bonaerense también deberán considerar cambios para los pasajeros frecuentes que ahora abonan 3,30, 3,50 o 3,70, dependiendo de la cantidad de viajes mensuales que realizan durante el mes.


La Cámara de Transporte Público de Pasajeros de Jujuy solicitó al municipio el aumento de la tarifa del boleto urbano de pasajeros a 5,90 pesos pero los usuarios lo rechazaron el viernes último en una audiencia pública.


Rafaela, en Santa Fe, definió el jueves aumento del boleto: con la Tarjeta Electrónica de Pasajeros (TEP), la tarifa pasó de 3,25 a 5 pesos, y el promocional para estudiantes, docentes y jubilados, se elevó un 50 por ciento, de 2 a 3 pesos.