La reforma del mercado de telecomunicaciones que impulsa el Gobierno generó un inusitado debate en el sector, con una puja que no sólo enfrenta a los pequeños y medianos actores con los más preponderantes, sino que motivó una disputa entre los "gigantes".

En las audiencias que se realizaron en el Senado para abordar el tema abundaron las acusaciones entre unos y otros, siempre bajo la sospecha de la oposición de que el Ejecutivo buscaba beneficiar a alguna empresa para conseguir algún favor de cara al año electoral. En ese contexto hubo quienes calificaron el proyecto como la "Ley Telefónica" –incluso el senador oficialista Miguel Pichetto manifestó reparos–, fundamentalmente en base a la disposición que habilitaba la entrada de esa y otras empresas similares al negocio de la televisión por cable. La compañía ya había negado las denuncias y, ahora que ese permiso fue anulado en la serie de modificaciones que sufrió el texto en el dictamen que emitieron ayer las comisiones, replicó: "Este es el proyecto de Cablevisión".

Así lo sostuvo este jueves José Luis Rodríguez Zarco, el director de Relaciones Institucionales de Telefónica. "Satisfechos no estamos. Creo que esto se está complicando. Ha habido algunos cambios que no nos satisfacen en absoluto y ponen en riesgo la integridad de las cooperativas y las pymes del sector", evaluó en InfobaeTV.

El directivo no vaciló en afirmar que, tal como está redactado, el proyecto beneficia a los operadores de cable y perjudica a las telefónicas. "Han ido torciendo el brazo y el proyecto, que ya no nacía con nuestro apoyo. Nosotros dijimos que queríamos diálogo y modificaciones, pero han escuchado más a Cablevisión", dijo. Y añadió: "El poder mediático es enorme en comparación con la famosa potencia de las operadoras multinacionales".

Al contrario de la acusación que pesaba contra la empresa a la que pertenece, para Rodríguez Zarco la normativa que será tratada la semana que viene en el recinto permite que el cable ingrese en el terreno de las telefónicas al compartir las redes. Al respecto, consideró que eso genera una desigualdad muy notoria si se tiene en cuenta que la tarifa de teléfono está congelada hace 14 años mientras que el abono básico del cable es "estratosférico".

Otra crítica de la que se hizo eco fue la que alertaba por la posible desaparición de las pequeñas y medianas empresas si Telefónica entraba al negocio de la televisión. Su argumento fue que en el sector de telecomunicaciones "no hay una sola pyme que haya desaparecido", mientras que en el cable no tuvieron la misma suerte en el último tiempo.

En cualquier caso, para evitar las disparidades de recursos económicos, planteó que el proyecto pudo haber contemplado "una solución salomónica" para que los pesos pesado de la industria no afecten a los actores menores. "Los grandes peleémonos en el territorio de los grandes y los chicos en el de los chicos".

Por otro lado, Rodríguez Zarco sostuvo que desde hace tiempo reclaman mejores condiciones de inversión para colocar antenas y que han debido enfrentar "problemas" para brindar su servicio. "Queremos una convergencia e internet distribuido en todo el territorio nacional. Pero para eso hay que invertir mucho dinero. Y para esas inversiones alguien tiene que mejorar las asimetrías competitivas establecidas durante mucho tiempo".

"Hay mucho retraso, la tecnología va avanzando mucho mas rápido que las normas en el país", observó, y vaticinó que en breve los smartphones demostrarán que el Triple Play "sirve para poco", ya que con "el ancho de banda necesario vamos a poder optar ver cualquier contenido en nuestras televisiones". Entonces reflexionó: "No critiquemos la posibilidad de pagar unos pesos más por el abono básico y vayamos a invertir eso en el ancho de banda en los hogares".

En cuanto al 4G, cuya reciente licitación tuvo a Telefónica como uno de los participantes, dijo que funcionará para elevar la calidad de los servicios, aunque en la medida en que se trabaje sobre la instalación de antenas y la atribución del espacio radioeléctrico.

A continuación, la entrevista completa: