twitter 163
twitter 163

"Me dieron la libertad porque se dieron cuenta que todo era una mentira", dijo Michelena en conversación telefónica con Radio Martí. "Esto me ha dado más fuerza para poder luchar y seguir hacia adelante. No importa si me metieron siete meses, que me metan más. No me importa siempre que sea porque Cuba sea libre", expresó Michelena Díaz, de 32 años, quien fue arrestada el pasado 7 de abril luego de reportar un episodio de violencia policial del que fue testigo en La Habana.

El caso de Juliet Michelena lamentablemente no es aislado. Las persecuciones contra la prensa o contra cualquier opositor son repetidas en Cuba desde hace varias décadas. Y, lejos de extinguirse este accionar castrista, los derechos humanos siguen siendo violados sistemáticamente.

A la periodista independiente de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios la acusaron primero de amenazas contra un vecino y luego de intento de asesinato. Tuvieron que cambiarle la causa para "justificar" su prisión.