163
163

El video publicado hoy por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), en el que muestra la cabeza decapitada del ex soldado estadounidense Peter Kassig, tiene una gran diferencia con los cuatro anteriores: Kassig no apareció vivo, por lo que un experto aseguró que podría haberse defendido.

"El joven fue un ranger, operó como combatiente en Irak. Tal vez escuchó por uno de sus captores u otro prisionero que estaban sacando a rehenes estadounidenses y británicos. Podría haber dicho 'no voy a propagar su mensaje a través de una declaración televisada'", aseguró Will Geddes, experto en seguridad, al diario británico Telegraph.

Kassig, quien fue desplegado en Irak en 2007 como parte del grupo de fuerzas especiales 75° Regimiento de Rangers, fue capturado el año pasado cuando trabajaba ayudando a entregar apoyo médico a ciudadanos sirios. Según detalló Nicholas Henin, un periodista francés con el que compartió una celda, se había convertido al islam y adoptado el nombre Abdul-Rahman.

Otro aspecto curioso de la filmación es que no termina con la amenaza de decapitación de otro rehén. Sin embargo, el ISIS aún tiene en su poder a John Cantile, un periodista británico que ha aparecido en una serie de videos propagandísticos en los que reporta a favor del grupo terrorista.

Peter Neumann, especialista del Centro para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política, dijo que la falta de un rehén podría significar que el grupo ya no posee prisioneros apropiados. "No creo que hayan decidido que hacer con Cantile, aún debe resultarles útil", dijo.

EL SIGUIENTE VIDEO PUEDE HERIR SU SENSIBILIDAD