Las brutales decapitaciones de ISIS a rehenes occidentales

  163
163

La serie de decapitaciones comenzó el 19 de agosto de 2014, cuando la organización yihadista anunció que había asesinado al fotógrafo estadounidense James Foley, quien tenía 30 años y había sido raptado el 22 de noviembre de 2012 en el noroeste de Siria.

Foley trabajó para la empresa de noticias estadounidense Global Post, y durante su cautiverio el ISIS pidió una recompensa (tanto a su familia como a la compañía para la cual trabajaba) de 100 millones de dólares para liberarlo. Su crimen fue anunciado en un video de cinco minutos difundido en YouTube.

LEA MÁS: Así decapitó ISIS al quinto rehén occidental, Peter Kassig

LEA MÁS: Ataque de EEUU hirió a John, el yihadista inglés que decapitó a rehenes occidentales

La siguiente víctima fue el periodista estadounidense-israelí Steven Sotloff, a quien los terroristas del Estado Islámico también le cortaron su cabeza. Su homicidio fue difundido al mundo el 2 de septiembre de 2014 a través de una grabación de 2:46 minutos de duración, titulada "Un segundo mensaje a América".

Sotloff, quien trabajó para las revistas Time y Foreign Policy, había sido secuestrado más de un año antes, el 4 de agosto de 2013, cerca de la ciudad siria de Alepo luego de haber cruzado la frontera con Turquía.

La tercera víctima fue David Haines, un británico de 44 años que realizaba tareas para la organización de ayuda humanitaria francesa Acted cuando fue raptado en el pueblo sirio de Atmeh, ubicado en el norte del país, el 12 de marzo de 2013.

Durante el video de su homicidio, de 2:27 minutos de extensión y que fue publicado el 13 de septiembre de 2014, se observa a un yihadista, quien habría sido el mismo que ejecutó a Foley y Sotloff, lanzando amenazas contra Estados Unidos, Gran Bretaña y sus aliados por su ofensiva en Medio Oriente.

La seguidilla de asesinatos continuó con el del taxista británico Alan Henning, quien cumplía labores humanitarias para una ONG cuando fue raptado el 26 de diciembre de 2013 por un grupo de hombres enmascarados en la ciudad de Al Dana, cerca de la frontera con Turquía.

En el video, de idéntico formato a los anteriores difundidos por ISIS, se ve también al verdugo de Henning condenando el accionar del gobierno del Reino Unido contra los terroristas islámicos. Y luego de mostrar el cadáver del su cuarta víctima decapitada, mostraron a quien finalmente fue su quinto ejecutado: Peter Kassig.