162
162

Presentado a la opinión pública por el entonces gobernador justicialista Carlos Verna en 2005 como un "Megaestadio" que revolucionaría tanto el ámbito deportivo de la Pampa como su sector turístico, el plan original indicaba que el Polideportivo, el más grande que tendría la provincia en su historia, sería inaugurado en 2007 para los Juegos de la Araucanía. Sin embargo, a casi diez años de su anuncio, la obra permanece inconclusa.


Lo cierto es que el Megaestadio pasó por muchas etapas, desde los originales 6000 metros cuadrados a los actuales 26.000 (aproximadamente), y que tendrían una capacidad para los eventos deportivos de un mínimo de 5.430 personas sentadas.


Construído en el Parque Recreativo "Don Tomás" de Santa Rosa, al lado de la famosa "Laguna", en 7 hectáreas cedidas por el Municipio de Santa Rosa, el Polideportivo demandaría inicialmente una inversión de 22.400.000 pesos. El proyecto original incluía canchas con capacidad para tres trazados de básquet-voleibol o deporte similar funcionando conjuntamente; sector de tribunas, baños públicos con diferentes niveles, escaleras y salidas de emergencia; baños y duchas de área de deportes; circulaciones y accesos VIP. Además un área cultural con escenario, camarines, sector de buffet, sector administrativo y de ventas, cajeros automáticos y teléfonos públicos.


En la apertura de sobres la empresa de General Pico "Inarco" –que finalmente recibió la adjudicación- ofreció $ 29.889.995, que representa un 19 por ciento más que el monto asignado por el presupuesto oficial, pero algo por debajo de los 33.700.000 que ofertó la empresa ILKA.


 162
162

La empresa Inarco ya tiene el plazo vencido y seguramente no completará la obra, cuyos vaivenes en su diseño ha desembocado en un pleito por la autoría del proyecto. Los especialistas explican que el techo tenía dimensiones y un peso mayor que el que el estadio podía soportar. Otros especialistas explican que el suelo que rodea la laguna y sobre el que se construye la obra es demasiado "sensible" para soportarla.


Una tercera hipótesis apunta a las internas políticas dentro del Partido Justicialista, afirmando que el gobernador Oscar Mario Jorge no completa la obra para dejar en evidencia a Verna. En cualquier caso, corresponde a la Justicia definir quiénes son los responsables del evidente despilfarro.

No podemos tampoco olvidarnos de los muchos vecinos en la ciudad que comentan que aun terminada la obra, jamás se prestarán a entrar en ella por el miedo a que se derrumbe. El gobernador Jorge insiste en el último año de su mandato en consensuar con todos los actores políticos las acciones a tomar para completar la obra. Las culpas van y vienen, y la Justicia empezó sus investigaciones.


Recordemos que a mediados de 2012, Jorge anunció ante los medios locales que la terminación del Megaestadio se completaría en los siguientes 2 años, y a un costo 3 veces mayor que el que se estipuló originalmente. La provincia se haría cargo de la compra de 40 columnas especiales de acero a un costo de más de $ 13 millones con la idea de apuntalar de manera provisoria su techo. En noviembre de 2014 las obras siguen paralizadas.

 162
162