El futuro del fútbol argentino: nuevo 'cónclave' entre Angelici, D'Onofrio y Tinelli

El fútbol argentino ingresó en una etapa de definiciones y los tres dirigentes que encabezan la "Oposición" contra el "Grondonismo" y el Torneo de los 30 equipos volvieron a reunirse para delinear los pasos a seguir. La continuidad del 'polémico' Crespi en AFA, el reparto de los cargos en Viamonte, el dinero de la televisión y la confección del Comité Ejecutivo, los temas de debate más relevantes

Marcelo Tinelli, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio

, los dirigentes más importantes de la Oposición al "Grondonismo" y al nuevo Torneo de 30 equipos,

volvieron a protagonizar un cónclave

para delinear los pasos a seguir y trazar la estrategia para alcanzar sus planes en la Asociación del Fútbol Argentino.


Luego de la ratificación del nuevo certamen de Primera División con 30 participantes, se 'pateó' para más adelante el formato de disputa del mismo, donde existen dos posturas claramente diferenciadas (una de ellas, que consiste en jugar un campeonato corto para amoldar el calendario al mercado europeo, la impulsó el Presidente de Boca). Pero hay otros temas fuertes de debate sobre la mesa.


Las instituciones más convocantes del medio doméstico (Racing acompaña la moción, mientras Independiente todavía no adoptó una inclinación al respecto por el momento) pretenden reacomodar el reparto del dinero procedente de la televisión en escalas más marcadas. Es decir, algo similar a la metodología que se empleaba cuando los derechos estaban en manos privadas (Boca y River embolsaban el 25% de los millones en cuestión, ahora apenas por encima del 10%).


Pero amén de la necesidad de buscar mantener el poder político puertas adentro del establecimiento de la calle Viamonte con la confección del futuro Comité Ejecutivo (no quieren que los diez ascendidos tengan voz y voto como los actuales 20), otro tópico saliente sería el análisis sobre el futuro de Juan Carlos Crespi como directivo de peso en la 'Casa Madre' del fútbol argentino.


El Vicepresidente "xeneize", desde Londres -acompañó a la Selección-, empleó un discurso plagado de críticas hacia las caras visibles de la rebelión en la AFA. Levantó polvareda, generó malestar en sus colegas y hasta le 'pegó' sin escrúpulos a Angelici, al mandamás del club "xeneize". ¿Deslizarán la necesidad de apartarlo de sus funciones? ¿Amenazarán con pegar un portazo ante una negativa?